miércoles, 23 de abril de 2014

Caldo de Pollo... para el cuerpo débil





Se han preguntado por qué cuando nos enfermamos las mamás, abuelitas y nanas en seguida piensan en el caldo de pollo?


Mientras estoy en casa tratando de reponerme de una desagradable enfermedad respiratoria, se me hace la boca agua por una sopa de pollo asi que les voy a contar algo muy interesante, el caldo de pollo que se hace desde la prehistoria y que disfrutamos calientito, según estudios publicados por la Asociación Américana del Corazón ayuda a equilibrar el agua del cuerpo, relaja las vías respiratorias y ayuda a la descongestión nasal.

Así es, el caldo o sopa de pollo tiene propiedades curativas!

El estudio indica que la sopa de vegetales y la de pollo, aportan una gran cantidad de vitaminas, sobretodo A y C, y su cantidad de calorías es muy baja.
Stephen Rennard, M.D., un investigador del Centro Médico de la Universidad de Nebraska, dice en un comunicado de esta institución lanzado en el 2008, que hay "evidencia de que el caldo de pollo tiene cualidades anti-inflamatorias", lo que puede resultar benéfico en los casos de problemas respiratorios.

Si estamos agripados y destemplados, un caldo caliente en el cuerpo nos ayuda a recuperar la temperatura y sentirnos mejor y relajados.

Y como no va a ser saludable si está hecha a base de carne blanca como lo es el pollo. Los expertos en salud y nutrición normalmente recomiendan el consumo de carne blanco por encima de las carnes rojas. El pollo es una buena fuente para la ingesta de proteina y no debe representar un consumo de colesterol mientras no lo consumas con grasas saturadas.

Al caldo de pollo se le atribuyen beneficios desinflamatorios, como reducir el dolor de garganta.

Algunos prefieren el caldo de pollo y otros la sopa con más verduras o fideos, que inevitablemente le van agregando valor vitamínico, lo cual nos ayuda a recuperarnos mejor después de haber estado convalecientes.

Por mi parte me gusta el caldo de pollo al estilo panameño, aunque hay muchas variantes a nivel internacional. Además, guardo un poco del caldo para usarlo como base cuando preparo sopa de lentejas para mi hijo, pues le agrega un delicioso sabor natural y sin aditivos artificiales.

Sopa de pollo al estilo Panameño
Ingredientes:
  • Pollo con hueso 
  • Cebolla
  • ñame
  • Culantro (en buena cantidad)
  • Orégano
Procedimiento:
Colocas el pollo limpio en la olla grande con la piel hacia abajo, salteado con cebolla, la mitad del culantro y un poco de sal. Lo mantenemos tapado a fuego medio para que el calor le ayude a sudar y soltar su propio líquido, este es el que le va a dar el delicioso sabor a pollo de la sopa y no vamos a necesitar grasa ni cubitos para agregar sabor artificial (los cubitos aportan sodio y colorante artificial). Esto por aproximadamente 20 minutos, sin dejar de observar y remover para que no se queme o tueste.

Luego agregamos agua hasta cubrir el pollo por completo. Antes de hacer esto observará que en la olla ya hay un caldo y aroma delicioso. Lo dejamos hervir y luego volvemos a bajar el calor para que se concentre. En este punto también agregamos los trozos de ñame ya pelados, dejamos concinando un tiempo más para que este se hablando y según el gusto puede dejar que se desbarate para que la sopa quede espesa o retirar del fuego cuando este está suave. Aquí es cuestión de gustos.

Cuando ya está casi listo agregamos más culantro y rociamos con las ojitas de orégano, lo dejamos tapado al apagar el fuego para que con el calor siga absorviendo el gusto de el pollo y las hierbas.

Disfrútalo solo, con un poco de arroz blanco o con pan.
 
Salud!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...