miércoles, 4 de septiembre de 2013

La tecnología en la motivación del personal


La tecnología suele ser muy útil para eliminar papeleos que atrasan el desempeño del trabajador y para desarrollar sistemas innovadores, fiables y amplios que permiten a los directivos comunicarse de manera efectiva con sus trabajadores y reconocer la importancia de sus contribuciones.

Como en muchos otros campos, el uso de la tecnología en el ámbito de la motivación del personal es útil, siempre y cuando esté basada en las necesidades reales de la organización. No obstante se debe destacar una excepción debido a que diferentes personas se motivan por cosas distintas, por lo que una implementación generalizada no necesariamente conduce a mejores prácticas.

Investigaciones sobre el fracaso de algunos proyectos de implantación de nuevas tecnologías, señalan que en el 90% de las ocasiones los fracasos no son resultado de los sistemas, sino de que la organización no cuenta con suficiente conocimiento de su personal y de su participación en los procesos empresariales.

Para que la implantación de nuevas tecnologías produzca efectos positivos en la motivación del personal, hay que contar con un conocimiento profundo de los trabajadores, planificando detalladamente las necesidades tecnológicas e incorporando los nuevos sistemas paulatinamente.

Como tendencia natural del ser humano, todo cambio o innovación trae consigo un rechazo, por eso las organizaciones que actualizan su tecnología deben buscar que sea un proceso orientado hacia la construcción de un mejor entorno en el lugar de trabajo.

No debe olvidarse que las personas se motivan por diferentes cosas en diferentes circunstancias y que un enfoque de motivación generalizado difícilmente funcionará.

Algunos teóricos de la motivación han identificado las tres necesidades humanas por satisfacer: logro, poder y filiación. El logro se refiere al esfuerzo de las personas por sobresalir en relación con un grupo de estándares; la necesidad de poder se refiere al deseo de tener impacto, de influir y controlar a los demás; y la necesidad de filiación se refiere al deseo de entablar relaciones interpersonales cercanas con los demás integrantes de la organización.

De esta forma, la identificación de cada una de estas necesidades en el personal permitirá asignar roles y tareas de manera más eficiente, y asignar adecuadamente la tecnología que les resultará motivadora.

La tecnología utilizada adecuadamente puede alentar o detonar algunas de las aptitudes que los tiempos productivos modernos están requiriendo de los empleados: autogestión, flexibilidad, delegación, trabajo en equipo y la comunicación interpersonal. La tecnología móvil, por ejemplo, permite a las personas compartir información rápida y fácilmente, optimizar la colaboración y estimular la innovación y dentro de la empresa.

Hoy como nunca existe la necesidad de estar permanentemente en formación, pero también, gracias a la tecnología del aprendizaje,  existen amplias posibilidades de acceder al conocimiento, siendo éste un mecanismo motivacional muy fuerte.

Debemos tomar en cuenta que la actualización tecnológica puede tener un elevado efecto motivador en áreas como las de informática o de diseño, en donde el propio personal tiene un particular interés en estar a la vanguardia ampliando sus conocimientos, sabiendo que no siempre es viable hacerlo por cuenta propia.

Agradecemos a ManpowerGroup por habernos compartido este artículo tan interesante.

Saludos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...