sábado, 7 de junio de 2014

Travesía desde un resfriado mal cuidado hasta la perforación del tímpano


Hace días que no publico nada de mi propia inspiración, es que entre el trabajo y la familia siempre queda poco tiempo. Pero hace unas semanas atrás tuve una situación muy particular.

Todo comenzó cuando mi hijo vino resfriado de la guardería, mientras lo cuidaba (como era de esperar) se me contagió el resfriado.  Para hacer el cuento corto y sin tantos detalles que los aburran, a pesar de estar tomando todos los jarabes que encontré en el botiquín de la casa, el resfriado en lugar de mejorar se fue poniendo más fuerte. 

Luego de pasar una noche en vela a causa de la tos, me fui al médico quien me dijo que estaba a punto de una pulmonía por no haber ido a tiempo. Iniciamos entonces un tratamiento con antibióticos que debía ser la solución.

El estado en que me encontraba era tan mal que ni los antibióticos ayudaban. Fue entonces cuando vino la peor parte, me dio infección en el oído, todos los días a las 4:00 de la madrugada me despertaba con dolor. 

Ese día decidí ir al otorrino, acá me revisaron y efectivamente no solo estaba muy congestionada, sino que el oído estaba inflamado. Salí de la cita con más tratamiento de antibióticos y desinflamatorios. Recuerdo que fui a "Urgencias" a ponerme la inyección.

En casa y en cama todos estos días (Ah! y todo este tiempo sin poder acostarme, sino "semisentada") pensando que ahora si me iba a curar, fue cuando pasó algo insólito para mi... estaba tranquila cuando sentí como una pequeña explosión dentro de mi oído izquierdo.  Plop! se me perforó el tímpano a causa de la infección, o sea que a partir de aquí no solo tenía que lidiar con un dolor de cabeza constante, mocos y malestar, sino que también se le sumaba una secreción sumamente desagradable que salía de mi oído (prometo no entrar en detalles).

Así y siguiendo el consejo médico tuve que guardar mucho reposo y tomar unos medicamentos que me hacían sentir peor y esperar.

Después de varias semanas sigo un poco sorda, pero optimista de que pronto volveré a tener mi oído recuperado al 100%

Recomendación: No se automediquen y vayan a su médico a atenderse y sigan las indicaciones.

Un abrazo y que Dios los bendiga!


Sent from my iPhone

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...