miércoles, 23 de diciembre de 2015

Si crees que no puedes, pregúntale a los que construyeron el Canal de Panamá


Hace unos días llevé a mi hermano y su esposa, quienes no viven en Panamá, a visitar un lugar emblemático y que, creo yo, todo aquel que viene debería ir a conocer: el Canal de Panamá. Estando en el mirador de las Esclusas de Miraflores recorrimos el museo donde se narra la historia de la construcción del Canal, una historia accidentada y difícil si tenemos en cuenta que en aquel tiempo no existían maquinarias de equipo pesado para facilitar este trabajo, sumándo las condiciones climáticas del bosque tropical húmedo que causó mucha enfermedad y muerte a los trabajadores, las barreras del idioma, mosquitos y demás.

El Canal de Panamá sin duda es una obra única en el mundo, que maravilla a todo aquel que lo visita y mucho se habla de su historia, particularmente en uno de los muros del museo encontré los pilares que movieron a aquellas personas que en aquel tiempo hicieron un gran sacrificio para lograr terminar esta obra. Decidí compartirlos porque son valores que hoy día tampoco podemos perder de vista en nuestras vidas, ni siquiera con toda la tecnología que tenemos al alcance de nuestras manos:


  • Ilusión: Esperanza puesta en una cosa positiva, como un sueño o un proyecto. 
  • Esfuerzo: Empleo de medios superiores a los normales para conseguir un fin determinado.
  • Coraje: Valor, energía y voluntad para afrontar situaciones difíciles o adversas. 
  • Determinación: Osadía, valor o atrevimiento con el cual se actúa y se comporta una persona en determinada situación. 
  • Perseverancia: Dedicación y firmeza en las actitudes e ideas o en la realización de las cosas. 
  • Espíritu: Valor, esfuerzo o ánimo para actuar o hacer frente a las dificultades.


Estoy segura que además de estas, muchas otras virtudes y cualidades hicieron que se lograra esta meta tan grande de la ingeniería de aquel tiempo. Muchas personas perdieron sus vidas, muchos otros decidieron no regresar a sus países sino que se quedaron en este istmo y formaron nuevas familias. Mucho sacrificio!

Ahora, y traduciendo esto a nuestros tiempos, cuantos proyectos dejamos en el camino porque nos rendimos antes de llegar a la meta, pensamos que es imposible o no tenemos paciencia. Cuántas veces hemos dejado de hacer algo porque pensamos "No Puedo" o "Estoy Cansado" y muchas otras excusas más.

La próxima oportunidad que tengamos de emprender algo y pensemos que no se puede, recordemos estos pilares que llevaron a cientos de personas a cumplir con este sueño de construir un canal interoceánico, superaron las adversidades y lo lograron.

Saludos!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...