miércoles, 30 de diciembre de 2015

Los nombres


Mi experiencia al redactar artículos para este blog desde Julio de 2010 ha sido maravillosa y enriquecedora.  Luego, hacer las Series ha elevado la diversión para mi a un mejor nivel.  Entre tanto leer y escribir; y leer y escribir, he ido -como quien dice- descubriendo el origen de algunos nombres.

Hace poco escribí en Virtudes y Valores sobre la paz, y aprendí que Irene es un nombre de origen griego, procedente del vocablo Eirene, que significa paz.  Existen, por supuesto, diversas varientes a este nombre; por ejemplo, en ruso es Irina. 

Hoy descubro que la palabra en castellano "Amor" viene del latín Amoris.  Hay muchos nombres que hacen alusión al amor; Oris es definitivamente uno. 

Mi nombre, Carlos, es de procedencia germana, y significa "hombre libre".  Es un nombre muy universal, que por consiguiente, en la historia universal de todas las épocas, han habido muchas personalidades con este nombre.  Su popularidad proviene del uso habitual por parte de las casas reales.  Las variantes femeninas a este nombre son: Carla, Carlota, Carol, Carola, y Carolina. 

En contraste, José es un nombre de origen hebreo; de hecho, muy hebreo.  La explicación del significado de este nombre se haya en el libro del Génesis, y dice lo siguiente: "Entonces se acordó Dios de Raquel.  Dios la oyó y abrió su seno, y ella concibió y dio a luz a un hijo.  Y dijo: "ha quitado Dios mi afrenta" y le llamó José, como diciendo "Añademe Yahvé otro hijo".

De tal manera que el nombre José significa "el Señor añadirá", sumar, añadir.

El nombre de mi esposa, Concepción, es de origen latino, y significa generar.  Su fecha en el Santoral es el 8 de Diciembre.  En diminutivo se les llama Concha, Conchita, o Conchi. 

Gabriel es un nombre masculino de origen hebreo que significa "la fuerza y el poder de Dios". 

Por su parte, Raquel es un nombre bíblico, de origen hebreo, que significa "La oveja de Dios".  También significa "Aquella que tiene criterio para gobernar". 

Otro nombre hebreo muy bonito es Juan, que quiere decir "El fiel a Dios". 

Pedro es un nombre que proviene del latín Petrus, que significa piedra (firme como una roca). 

Manuel es otro nombre de origen hebreo que significa "El Dios que está con nosotros". La versión original y bíblica de este nombre es Emmanuel. 

Eduardo proviene del inglés antiguo Eadweard, que significa "guardián de la riqueza".  Ead es riqueza, y ward, guardián.  Este nombre en italiano es Edoardo, y en latín es Eduardus.

Volviendo a los nombres latinos, interesantemente, el nombre Beatriz, que proviene del latín Beatrix o Benedictrix, significa "Portadora de la felicidad". 

De origen incierto, Isabel es posible que derive del nombre de la diosa egipcia Isis, Reina de los Dioses, o tal vez del nombre hebreo Elisa.  Se asume que probablemente provenga del latín "Isis bella", que italiano moderno sería Isabella, en honor a la diosa egipcia de la fecundidad, Isis, cuyo culto era muy popular entre los soldados romanos. 

En la mitología romana, Minerva es la diosa de la sabiduría, las artes, las técnicas de guerra, además de la protectora de Roma y patrona de los artesanos. 

Doris es un personaje de la mitología griega, hija de Océano y Tetis, por lo tanto una de las diosas especialmente asociadas al mar. 

Muy bonito, Lourdes es un nombre femenino de origen Francés.  Significa "Advocación de la Virgen María"

Fernando es un nombre masculino de origen Germánico (Frad-nand), que significa "El que se atreve con todo".  En alemán antiguo, también, Firthu significa "paz" o "libertad".  En alemán actual, Friede y nands es audaz, valeroso o temerario.  Hay otras formas asociadas a este nombre, que son Hernán, Hernando, Ferdinando, Fernán, Ferrán, Ferrand, Ferran, Ferney y Ferrante.  De este nombre derivan dos apellidos patronímicos, que son Fernández y Hernández.

Pablo es un nombre masculino de origen Latín (Paulus), que significa "Pequeño, hombre humilde".  Es un nombre muy antiguo -valga la redundancia- desde la antigua Roma. 

Regresando a los nombres hebreos, Miguel es un nombre masculino (Mi-ka-El) cuyo significado es "¿Quién como Dios?".  El femenino es Micaela.  Michel, Michael, Miquela y Michelle, son nombres asociados. 

Raúl es un nombre de origen germánico.  Sin embargo, el nombre español Raúl proviene del francés Radulfo (no se confunda con Rodolfo), o del latín Radulfus y Radolfus, y estos del nombre germano Raolfr.  Literalmente son dos vocablos que significan "aconsejar" y "lobo".  Por lo tanto, "poderoso consejero" o "consejero valiente". 

Rubén es un nombre femenino de origen Hebreo (Rahhver) que significa "Dios ve mi aflicción y me regala un hijo".  De acuerdo con el Libro de Génesis, Rubén o Re'uven fue el primero y mayor de los doce hijos del tercer patriarca hebreo.  Rubén fue el primer hijo que Jacob tuvo con su esposa inicial, Lea.  A partir de Rubén y su descendencia se formó una de las doce Tribus de Israel; la denominada Tribu de Rubén.  En ese caso, Rubén significa (en hebreo) "Ved, un hijo".  Lea, la poco querida entre las esposas de Jacob, le dió a su primer hijo el nombre Rubén porque Dios vio que ella era menospreciada y le dio entonces decendencia. Al nacer su primer hijo, Lea dijo: Por cuanto el Señor ha visto mi aflicción, sin duda ahora mi marido me amará". 

Por su parte, Horacio es un nombre de origen latino que significa Hora, probablemente a alusión a la diosa de la juventud.  Las Horas eran diosas grecoromanas. 

Otro nombre de origen latín es Julio (Lulius), que significa "De raíces fuertes" o "de cabello ondulado".   Sin embargo, para los filólogos actuales, el nombre probablemente derive de la forma arcaica lovilios, que significa "consagrado a Júpiter" (en latín arcaico el nombre era Louis, Lovis, o Jovis).

Ernesto es un nombre germánico, Ernst o Ernust, que es el mismo origen de la palabra inglesa Earnest, que significa "serio" o "perseverante".  El "que lucha para vencer".

De probable origen griego, Antonio es un nombre masculino es español que significa "aquel que se enfrenta a sus adversarios" o "valiente".  Este último significado proviene del latín Antonius. 

Otro nombre bíblico es Rebeca, de origen hebreo, mencionado por primera vez en el Antiguo Testamento, como esposa de Isaac (hijo del patriarca Abraham), y madre de Jacob y Esaú.  Su significado más probable es "fascinante".  En origen arameo significaría "tierra".  En origen griego sería "fertilidad".  Será que en realidad es "fascinante tierra fértil"?

De la cultura latina también es Patricia.  Recordemos que la Antigua Roma, los patricios eran los nobles.  Por lo tanto, el nombre significa "aquella que es patricia o noble". 

Enid es un nombre femenino de origen galés que significa "aquella que posee vida".  Otro significado: "Alma".  "Enaid" = el alma o la vida.

De origen germano (Hruod-berht), Roberto significa "Aquel que brilla por su fama".  También germánico es Alberto, una contracción de Adalberto, que significa "el que brilla por su nobleza". 

El nombre de mi hija, Lucía, es de origen latino, y significa "luz" o "la que nació con la primera luz del día".  Lucio deriva de Lucía.  "Mujer que nació en el amanecer". 

El nombre más hermoso de todos, María, es del hebreo Miryam, que significa "eminente" o "excelsa".  Tanto María como Miriam son nombres extendidos por todo el planeta, sobre todo en los países de credo cristiano por haber sido el nombre de la madre de Jesucristo, el Mesías, según el Nuevo Testamento. 

Del hebreo Jana o Hannah, viene Ana, que significa "benéfica, compasiva, llena de gracia". 

Otro nombre hebreo es Edna, que quiere decir "rejuvenecimiento", o "delicia". 

Cambiando de origen, Olga es escandinavo.  Helga derivó en su forma rusa, que es Olga.  Significa "aquella que invulnerable" o "aquella que es inmortal". 

Sasha es nombre masculino ruso que significa "apartar o rechazar", "fuerza" y "hombre".  Es el nombre del segundo hijo de Shakira y Piqué.  También significa "defensor de la humanidad" y "guerrero". 

También masculino y de origen eslavo es Misha, cuyo significado del hebreo es "quien se asemeja a Dios".  Este nombre también se usa en niña, y hay quienes interpretan que es una variante de Mika'el, osea, "¿quién es como Dios?". 

Muy bonito y apropiado para esta época, Natasha es un nombre de origen ruso que significa "nacida en Navidad".  Una variante de este nombre es Natalia. 

Benjamín es nombre masculino de origen hebreo que quiere decir "hijo de la diestra".  Esto se refiere a la derecha como símbolo de fuerza o virtud.  Según la Biblia es el hijo menor del patriarca Jacob y de Raquel.  Por extensión, generalmente se le llama "el benjamín" al hijo menor de una gran familia.

En fin, hay tantos y tantos nombres, y tan solo me he referido a algunos.  Pienso que el nombre de la persona es un augurio y un presagio muy importante para la vida de cada individuo.  Para cerrar esta glosa, veamos dos nombres más.  Augusto es un nombre masculino de origen latino que significa "persona a la que hay que respetar".  Proviene de César Augusto, primer emperador romano.  Por su parte, Emilio es un nombre que procede del vocablo latino aemilius, que significa "el que se esfuerza en el trabajo".  Existe otra derivación que es griega, Aimilios, que quiere decir "amable".  Uno último, Amaya es nombre de niña, de origen vasco.  Viene de amaia, que significa "principio del fin".  Si el origen es aymará, significa "la hija muy querida". 

A todos nuestros lectores les agradezco, y les deseo un muy feliz año 2016!





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...