martes, 9 de febrero de 2016

Gabriel ya tiene 3 años y 9 meses

Corte de cabello en Chikis
Para todos los que nos han preguntado por los post sobre nuestro hijo Gabriel, les actualizo un poco:

El príncipe de la casa ha cumplido 3 años y 9 meses, es decir, 45 meses de estar alegrándonos la vida y hacernos sentir completos como familia. Ya pronto llegamos a los 4 años :-)

Gabriel es todo un pre-escolar, y aunque él ha estado en guardería/escuela desde siempre, en el 2015 Carlos y yo nos dimos a la tarea de buscar y decidir a qué escuela asistiría nuestro hijo, una decisión muy importante para la vida de una persona.
Esperando busito para ir al curso de inducción de su nueva escuela

En una lista amplia de escuelas y preguntando a amigos y familiares las referencias, fuimos descartando algunas. Es una decisión muy difícil para todos los padres primerizos (como yo), por lo que les comparto mis siguientes tips:

1. Decidan como padres que valor agregado desean encontrar en la escuela a la que asistirá su hijo: quiero decir; en todas aprenderá a contar, escribir, leer, pero debemos preguntarnos cuál es ese Plus que deseamos para nuestro hijo: idiomas, calendario internacional o panameño, actividades extracurriculares, etc.

2. Presupuesto: cuando vas investigando escuelas encontrarás distintos presupuestos y aquellas que requieren un pago inicial que algunos llaman "donación". Este monto puede fluctuar y según tengo entendido en algunas escuelas puede llegar a los US$ 10,000.00.

3. Ubicación: de acuerdo al lugar donde vivimos debemos tener en cuenta la ruta y el tiempo de traslado que le va a tomar a nuestros hijos cada día llegar a la escuela y su regreso a casa.  Es una decisión personal que cada quien debe evaluar.

4. Motivos religiosos: algunos basan su decisión en la formación religiosa, otros simplemente son más tibios en este punto.

5. Preguntar a otros padres sobre su experiencia, situaciones de conflictos y cómo son solucionados o si es una escuela donde el maestro mira para otro lado, disciplina, civismo, impacto en la comunidad, etc.

Estos son solo algunos de los puntos a considerar.

En mi caso, fue muy importante sentir que nosotros como padres estamos en control de la decisión, ser recibidos y poder hacer todas las preguntas necesarias a la máxima autoridad de la escuela, evaluar la escuela y en base a eso tomar nosotros la decisión. Y no que por el contrario, como pasa a muchos, la escuela nos sometiera a nosotros a un escrutinio para ellos decidir si podíamos o no optar.

Respeto mucho a los que se someten a ese proceso, pero siento que mi hijo tiene tanto potencial y nosotros como familia cumplimos, por lo que estábamos en la posición de ser nosotros los que juzgamos y no a ser juzgados. Pienso que ninguna escuela es 100% perfecta, más bien hay que buscar la que se adecua a nuestras exigencias y por supuesto nos toca a nosotros como familia ajustarnos a las exigencias de la escuela seleccionada.

Revisamos varias escuela hasta que decidimos donde queríamos ir a entrevista, algunas nos decepcionaron, otras fueron intentos fallidos para conseguir una cita lo cual para algunas personas las hace interesantes pero en mi perspectiva "No me interesa que mi hijo vaya a una escuela donde la comunicación es difícil", no lo veo como un gran filtro pues cuando miras tienen miles de estudiantes y aulas de 30 niños como cualquier otro plantel. A mediados del 2015 decidimos a cuál escuela asistirá nuestro hijo, decidimos que sería una escuela 100% en otro idioma diferente del español. Como requisito él debió hacer el curso de verano para adaptarse al sistema y para nosotros como padres fue muy gratificante ver como nuestro hijo disfrutó cada día que asistió a su nueva y gran escuela.

Una de las escuelas que nos dió cupo, simplemente no lo tomamos porque ya teniamos nuestra decisión tomada.

Su Personalidad:
Gabriel es un niño tranquilo, poco travieso, le encanta hablar, podría conversar todo el día y cada día le escuchamos palabras nuevas en su vocabulario, a veces nos sorprende con las frases que usa. Su actividad física favorita es la natación.
Clase de natación

Comida favorita: la pasta, mantequilla de maní en pan o galletas y su leche con chocolate. Le gusta el chocolate, en especial los M&M's, tomate, pepino, sopas, comida china, entre otros. Últimamente no le guta la carne, la mastica y la escupe, por lo que tengo que trabajar más en ese campo.

Gabriel adora estar con su familia: le gusta mucho estar con sus abuelos, sus primos y sobretodo con sus hermanos, son como sus súper heroes.

Su horarió aún es tempranero: se despierta entre 5:30 a 7:00 AM y se duerme aproximadamente a las 8:00 PM. Muy poco duerne siesta en el día. Veremos que pasa con la siesta ahora que regresa a la escuela.

También le gusta ayudar en la cocina y dentro de sus responsabilidades están: guardar sus juguetes al final del día (estamos trabajando en esto), disfruta ayudar en la cocina (lavar los vegetales, hacer batido), colocar los  individuales en la mesa cuando vamos a comer y retirar su plato y vaso después de comer (la instrucción es dejarlo en la cocina pero a veces se los quiere llevar al lavamano y lavarlos por si mismos).
Haciendo su batido favorito de guineo

La Navidad pasada fue la primera que realmente disfrutó como niño grande, esperó con muchas ansias la Navidad, leímos historias y vimos películas navideñas.

Nuestro pequeño Gabriel es un niño muy alegre a quien le encanta jugar, tiene su carácter (no lo niego) y tenemos nuestros momentos difíciles, pero en general son muchos más los momentos felices que pasamos juntos y está en una etapa de su desarrollo tan divertida que nos hace reír muchísimo con sus ocurrencias.

Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...