martes, 5 de abril de 2011

Cornas AOC




Hace poco escribí sobre un vino delicioso y exclusivo de la Apelación Saint-Joseph, que compartí y disfruté en familia. Se me ocurre hoy escribir sobre esta Apelación vecina, también perteneciente a la Región del Ródano Norte.


El Ródano Norte está compuesta de las Apelaciones (o sub-regiones) Crozes-Hermitage, Saint-Joseph, Hermitage, Saint-Péray, Condrieu, Château-Grillet, Cornas, y Côtes-Rôtie. Hoy se me ocurre Cornas, por ser la más similar a Saint-Joseph, de la cual escribí hace poco.


Se piensa que la palabra Cornas se deriba de un antiguo vocablo Céltico que significa “tierra quemada o chamuscada”. Asi que he ahí un dato interesante sobre estos vinos; el terreno sobre el cual sobreviven estas vides, único y privilegiado como es, le imprimen esos sabores a especia y primienta tan sensacionales. Los mejores viñedos en Cornas son los que se encuentran en colinas peligrosamente inclinadas, sostenidas en su lugar por terrazas ancestrales, construidas con pared de roca.


En Cornas se producen sólamente vinos tintos, exclusivamente del varietal Syrah. A diferencia de otros vinos tintos del Ródano Norte, en Cornas no es permitido la adición de uvas blancas a sus vinos, y en Cornas no se producen vinos blancos. Cualquier vino designado Cornas AOC es hecho de 100% uvas Syrah, por ley.


Estos vinos cuando están en su plenitud son densos, enérgicos, y masculinos, con una astilla de pimienta blanca que te da en los dientes. Medio segundo más tarde, se manifiesta con su caracter brioso que explota en tu paladar; y si se trata de un Cornas más indomable, tal como son los vinos resultantes de las temporadas (veranos) más cálidos, puedes llegar a sentir, acto seguido, una sensación en la lengua una sensación que solo se puede describir como latigazos de tiras de cuero negro. Yo diría que Cornas no es un vino para el gusto general de todos los paladares, pero quienes gustamos de estos vinos, los amamos con locura.


En el caso de Cornas el añejamiento es crítico. Por eso decía en mi artículo anterior que Saint-Joseph son vinos ideados para tomar más bien jóvenes, mientras se esperan estos hermanos mayores a estar listos para el consumo. Cornas generalmente se añeja de siete a diez años. Sin embargo, más recientemente, tras el impulso del famoso productor Jean-Luc Colombo, ha salido un nuevo estilo más afrutado, que requiere de menos edad.


En Panamá, se puede encontrar Cornas en SDS Pasión por el vino, la bella tienda de mi amigo Oriol Serrá, úbicada en el Parque Industrial de Costa del Este. Cornas no son vinos de bajo costo, siento decir, pero es una experiencia formidable garantizada. Son vinos de gran potencial para maridar la buena mesa, sobretodo carnes, asados, estofados, y hasta carnes y aves de caza. Es una ensayo obligatorio para todo aficionado a los vinos que desee expandir más sus horizontes sobre esta vasta cultura, y práctica común para el enófilo más experto. O si deseas impresionar al jefe o a los suegros, Cornas es justo el truco! Salud!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...