domingo, 17 de enero de 2010

Disfrutar de la naturaleza en Boquete




Nada como pasar unos días en contacto con la naturaleza, respirar aire puro, sentir la brisa, escuchar las aves, el río y recordar que la belleza de la vida está en las cosas más simples.

Cada día que pasamos inmersos en la naturaleza, es más efectivo que un día de Spa.

Y es eso lo que me gusta de mi país, es muy variado. Un día estamos en el ajetreo de la ciudad de Panamá y al otro día podemos alejarnos de todo; podemos irnos tanto al mar, como a las montañas.

La semana pasada tuve la maravillosa oportunidad de irme con mi familia a pasar unos días en Boquete, en la provincia de Chiriquí.

Lo que hace tan especial a Boquete es su clima, la vegetación y su gente. La ciudad de Boquete se encuentra ubicada en la zona montañosa de Panamá a 1,200 metros sobre el nivel del mar, su clima es muy fresco, lo que hace de Boquete un área ideal para los cultivos de café. Cabe mencionar que es en estas tierras donde se cultiva el famoso café Geisha, cuyo precio ha alcanzado niveles record en las subastas internacionales.

Salir a caminar por el pueblo, el mercado y la avenida central de Boquete es una gran experiencia; la población actualmente está muy mezclada: hay americanos, europeos, tanto residentes como turistas de todos los niveles y un gran número de “backpackers”. Donde quiera que uno va, se escuchan diferentes idiomas y acentos, en algunos lugares se dan clases de español, para ayudar a los nuevos residentes con el idioma.

Otro encuentro garantizado al salir a caminar, es con los Ngöbe-Buglé, sus mujeres de todas las edades visten hermosos vestidos largos que son confeccionados en vibrantes colores.

Y el Mercado, es una parada casi obligatoria para los que gustan de comer ensaladas como yo, por la frescura de sus vegetales y frutas que son sembrados y cosechados en la región y por fortuna cuentan con una oferta amplia de productos orgánicos.

El clima favorece mucho a las flores y la semana pasada se celebró la Feria anual de las Flores y el Café, fue hermoso. También las flores crecen silvestres, lo que hace mas entretenidas las caminatas.


Uno de mis paisajes favoritos es el Volcán Barú, la mayor parte del tiempo lo cubren las nubes, pero hay momentos que se ve en su plenitud. El Volcán Barú tiene una altura de 3,474 metros sobre el nivel del mar.



Relajarse en Boquete es fácil, muchas veces no hace falta salir de casa. Una copa de vino, buena compañía y te olvidas del estrés de la ciudad. Hacer amigos internacionales en Boquete es muy fácil y divertido.


Espero que los compromisos nos permitan volver pronto por allá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...