sábado, 23 de enero de 2010

Vinos y Maridaje


En el amplio mundo de los vinos, hay mucho por aprender, por eso voy a tratar de compartir con ustedes, cada vez que tenga la oportunidad, un poco de lo que voy experimentando.

Uno de los conceptos más importantes es el Maridaje o Wine pairing, como se le dice en inglés. Y esto no es más, que la relación de armonía entre el vino y la comida que lo acompaña. Entre el vino y el plato no debe haber rivalidad, deben ser complementarios y apoyarse mutuamente, como un buen matrimonio.

Esta semana que acaba de terminar nos llevó de un lado al otro con muchos compromisos. Uno de los que más disfruté fue la Cena Maridaje Joseph Drouhin y Taittinger, esta cena organizada por el restaurante Chalet Suizo, fue muy placentera.

Lo más destacado de esta cena, fue que cada plato del menú fue servido en un orden que armonizaba perfectamente bien con los vinos.

Los vinos fueron servidos en el siguiente orden:
1.Taittinger Brut: es una champaña, un vino espumante, originario de Francia. Muy refrescante para iniciar la velada.

Mientras degustábamos este delicioso vino, nos llegó el primer plato: Ensalada de Zucchini con queso feta. Esta ensalada tenia unas finas tiras de zucchini horneadas, acompañadas de queso feta, aceitunas negras y tomate, deliciosa combinación con el Taittinger.

2. Taittinger Rosé: champaña rosada, su sabor era un poco más débil que el de brut. Sin embargo mantenía su agradable chispeo, unas burbujas que no terminaban nunca.

Acompañamos el rosé con el segundo plato: Filete de trucha relleno de zapallo, servido sobre cremosa salsa blanca con eneldo. Debo resaltar que el toque de el eneldo en la salsa, le daba un sabor único al plato, que al acompañarlo con la champaña rosada resaltaba aún más los sabores.

Cuando voy a catas de vinos, me gusta reservar en mi copa un poco del primer vino, para ver que tal evoluciona y compararlo. Así que aproveché y probé mi champaña brut con este plato, solo puedo decir una cosa: sensacional.

3. Joseph Drouhin Boaujolais Villages: entramos a los tintos con un vino elegante de la Borgoña, su uva es Gamay, y como dato curioso, los científicos han determinado que esta uva es un clon de Pinot Noir.

El vino fue la selección perfecta para acompañar el plato, que en lo personal, fue mi favorito: Ragout (estofado) de cordero del pastizal, servido con vegetales, higos y un gratín de papas y puerro.

4. Joseph Drouhin Pomard: un vino mas complejo que los anteriores. Más taninos y fruta, muy agradable al paladar y en la nariz. Uva: Pinot Noir, la uva favorita de muchos.

Acompañamos este vino con una selección de quesos que le venían muy bien, en especial el queso azul.

Por último, el chef nos halagó con un postre que mezclaba sabores muy disímiles, pero a su vez, muy complementarios: Mouse de Guanábana servido sobre salsa de mango, crema batida y fresa fresca. La combinación de guanábana con mango, nunca la imaginaría, pero quedó perfecto y acompañaba muy bien a el pinot noir.

La cena fue muy agradable, el chef verdaderamente nos deleitó. Siempre es buen momento para tomar una champaña.

Pronto les contaré sobre otros vinos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...