miércoles, 10 de septiembre de 2014

SERIES - Sr. Vino - Piamonte


Una extraña y muy importante combinación de antigua cultura Benedictina, legado natural geológico y climático, y un varietal de uva adaptado de manera perfecta y singular a esta región, son la clave del éxito para la zona vitivinícola tradicionalmente  más valorada y prestigiosa de toda Italia.  La razón por la cual Piamonte goza de tan elevada estima, es muy sencillo: calidad.

Piamonte, que significa "pie de la montaña" es la región (geográfica, política, cultural) más grande de la Italia continental.  Sin embargo, no es la de más alta producción de vinos, a causa de sus tantas áreas montañosas que son demasiado empinadas o frías para el desarrollo de las vides.  No obstante, sí es la de más alta producción de vinos de alta categoría. 

Los viñedos importantes de Piamonte se encuentran hacia el Sur de la región, a las faldas de elevaciones menores conocidas como Langhe y Monferrato.  Ahí se encuentran los importantes poblados vinícolas de Alba, Asti, y Alessandria, de los cuales el principal es Alba.  Las pequeñas aldeas de Barolo y Barbaresco se encuentran a ambos lados de Alba.

Una particularidad importante sobre el poblado de Alba es su famosa cosecha de las trufas blancas más deliciosas del mundo, cada otoño.  Esto atrae gran cantidad de turistas interesados en la gastronomía (y enofília) más elevada. 

El terreno en Alba es una composición de barro, cal y arena. 

Los vinos insignes y más importantes de Piamonte son los de Barolo y Barbaresco.  Estos vinos son elaborados única y exclusivamente con la uva Nebbiolo.  Los vinos de Barolo y Barbaresco aveces son acusados de ser vinos muy vigorosos.  En efecto, son vinos que deben ser maridados con platos fuertes, como asados de carne de caza. Sin embargo, en mi opinión personal, estos vinos por lo general poseen el equilibrio perfecto entre poder y opulencia, y elegancia. Pienso que muchos otros vinos importantes del mundo que poseen la opulencia y el músculo, por lo general carecen de elegancia destacada; mientras que otros vinos que se disfrutan por su formidable elegancia, en ocasiones les falta poder.   Barolos y Barbaresco, de manera mística, poseen ambas características.  No obstante, aunque ambos son elaborados a partir de la misma uva, sus personalidades son bastante diferentes.  Barolo crece sus uvas sobre terrenos más inclinados y también en temperaturas más templadas, lo que hace que sus vinos sean más robustos, austeros, y masculinos.  Los vinos de Barbaresco tienden a ser un poco más elegantes, aunque aveces también se les describe como poseedores de imponente poder.  Otra diferencia importante de notar es que la producción anual de Barbaresco es menos de la mitad que Barolo.  Barbaresco se produce en tres pequeñas villas, mientras que Barolo es producido en once villas.  Por el hecho de que Barolo experimenta más diferentes microclimas que Barbaresco, se dice que la variación en calidad y estilo es más notoria en los vinos de Barolo que en Barbaresco. 

Hasta hace poco, los vinos de Barolo y Barbaresco solían ser casi inbebibles a menos de que tuvieran a su haber de diez a quince años de añejamiento; periodo de tiempo necesario para que su imponente poder tánico comenzara a disminuir.  Un Barolo o Barbaresco verdaderamente pulido a menudo necesitaba un periodo de espera de veinte años.  La razón de esto es que la uva Nebbiolo es genéticamente alta en compuestos tánicos.  Además, es un varietal que madura tarde, muchas veces cosechada en los albores del invierno, cuando hace frío.  Esto causaba que el proceso de fermentación comenzara muy lentamente y el mosto permaneciera en contacto con las lías no fermentadas por meses, propiciando una extracción excesiva de componentes tánicos.  En los años de 1980's, esto tomó un giro, obedeciendo las exigencias del consumidor promedio, que opta por adquirir un vino que puede ser tomado esa misma noche.  El proceso para hacer estos vinos introdujo el uso de tanques de tempreratura controlada para una fermentación más rápida, tibia y estable.  No obstante, existen exigencias legales en torno al periodo mínimo de añejamiento, limitantes mínimas que muchos productores exceden por al menos un año.  Por ley, Barolo debe ser añejado por un periodo total de tres años, repartido entre barril y botella.  Para Barolo Riserva, el total es cinco años.  Para Barbaresco, el requerimiento legal es dos años, y cuatro años para Barbaresco riserva.

Sin duda, los vinos que provienen de la uva Nebbiolo son unos de esos lujos hermosos de la vida.  Ellos tienen su expresión y características que los distinguen muy claramente.  En esas características están los sabores distintivos a brea, regaliz, violetas, cuero, chocolate, pasas e higos.  Sin embargo, esas sensaciones no aparecen como en una marcha o en ningún orden definido; más bien se muestran en hordas que asemejan las olas de mar, y que dan valor, además, al carácter fascinante que entrelaza su voluptuosidad y su elegancia (ambos en un solo vino).  La presencia fascinantemente de esos dos elementos es lo que hacen estos vinos de Piamonte ser tan hermosos y seductores; musculosos y elegantes al mismo tiempo; óptimamente más elegante que voluptuoso, diría yo.  Mi recomendación con estos vinos se mantiene, empero: no consumirlos en los primeros años posteriores a su añada. 

Los vinos de las uvas Barbera y Dolcetto provienen mayoritariamente de los viñedos en Alba, pero también de Asti.  Aunque Dolcetto es la variedad de uva más sembrada, Barbera es el vino de mayor consumo cotidiano dentro de Piamonte.  Los vinos de la uva Barbera son muy diferentes a los de las sub-regiones de Barolo y Barbaresco.  Usualmente los Barbera no contienen una estructura tan rígida de taninos, ni requieren de muy prolongados periodos de añejamiento.  En lugar de presentar el color casi negruzco que tienen los Barolos, Barbera suelen ser vinos de color sorprendentemente magenta.  Barbera es una uva que posee alta acidez natural, y asi mismo sus vinos traen alta vibra y relieve que le da habilidad para maridar con comidas. 

La uva Dolcetto, por su parte, da paso a vinos de relieve firme a uvas y especias ante una base sutil a chocolate amargo.  En contraste a la Barbera, la Dolcetto contiene baja acidez, poco tanino, y tiende a crear vinos de cuerpo más ligero.  Son vinos muy fáciles de tomar.  Los piamonteses lo consumen mucho a diario, y lo sirven con su antipasto mixto piamontese.  Dolcetto es la variedad de uva más sembrada en Piamonte.

La uva blanca más importante y más tradicional de Piamonte es Moscato (muscat blanc a petits grains).  Esta uva es producida principalmente en Asti, poblado ubicado al Noreste de Alba.  Es la uva responsable de producir dos importantes vinos: el Moscato d'Asti, un vino deliciosamente refinado y bajo en alcohol que los piamonteses adoran.  El otro es el vino espumoso y ligeramente dulce tradicionalmente conocido como Asti Spumante, y ahora oficialmente denominado simplemente Asti. 

Debo mencionar que Asti también produce, en viñedos aledaños y en el poblado de Alessandria, vinos tintos con los varietales Barbera y Dolceto.  Luego, al Sureste de estos poblados se encuentra el pueblo de Gavi, que produce la uva blanca Cortese; varietal responsable por los vinos blancos, secos y muy tradicionales que llevan el nombre del poblado de Gavi. 



Con esto he resumido de la manera más breve todo un inmenso legado místico y valioso de cultura y técnica vitivinícola, comparable a la ancestral Borgoña (de Francia), y que produce algunos de los vinos más preciados del planeta.  Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...