viernes, 21 de enero de 2011

Bajar 3 Kilos en una semana!

Les comparto un artículo muy bueno que encontré en la revista Cosmopolitan, sobre como perder 3 Kilos en una semana, úsese en caso de eventos importantes para los que queremos lucir espectaculares!
Cosmo te trae un plan para quemar grasa, con el que de verdad podrás rebajar 3 kilos en siete días, sin matarte de hambre, sin tomar suplementos raros ni eliminar ningún grupo de comida por completo. Se trata de hacer pequeños sacrificios, combinados con técnicas específicas. En vez de un régimen estricto, imaginamos que sería más probable que te mantuvieras fiel al plan si puedes elegir las estrategias de alimentación y ejercicio que más se ajusten al estilo de vida que llevas.

Así que selecciona al menos cuatro de los tips de los expertos en nutrición y ejercicios que siguen a continuación y ponlos en práctica durante siete días seguidos. Si incorporas otros, adelgazarás más. Empieza ahora mismo... y la semana que viene lucirás y te sentirás mucho más ligera.

Toma bastante agua

Las bebidas energéticas, los smoothie de frutas o la cerveza light contienen alrededor de 100 calorías, y no te satisfacen igual que 100 calorías de comida sólida, así que son un desperdicio. Otros líquidos pueden tener mucho sodio y carbohidratos, lo que produce retención de fluidos e inflamación.

El agua, sin embargo, no tiene calorías ni carbohidratos, y contiene muy poco o nada de sodio, por eso es la bebida adelgazante ideal. Y aunque te parezca raro, ayuda a eliminar el exceso de líquido de tu cuerpo y acelera el metabolismo. Si te aburre, añádele hojas de menta o rodajas de limón.

Elimina el pan blanco y la pasta

Reducir los alimentos hechos con harina blanca -espaguetis y panes- y el arroz blanco te hará perder peso de inmediato, porque los carbohidratos simples de estas comidas causan inflamación, sobre todo alrededor de la cintura. "Estos carbohidratos provocan estragos en tu peso porque se digieren muy rápido y te dejan hambrienta, así que es probable que luego comas más", explica Jana Klauer, autora de The Park Avenue Nutritionist's Plan. Para ir más allá, en vez de reemplazarlos por versiones más sanas confeccionadas con granos enteros, pero que inflaman igual, sustitúyelos por vegetales toda la semana. Así, un sándwich de pollo se volverá una ensalada de pollo, y las papitas, zanahorias. Los carbohidratos complejos de los vegetales son digeridos más lentamente, y permaneces llena más tiempo. Y como están compuestos de agua principalmente, ayudan a eliminar el exceso de fluidos de tu cuerpo.

Haz cardiovasculares 30 minutos al día

Todo ejercicio que eleve el ritmo cardiaco quema calorías. Pero si eliges una rutina cardiovascular que trabaje sobre varios grupos de músculos a la vez, quemarás aun más, señala Wendy Larkin, entrenadora personal y gerente del gimnasio Crunch's Polk Street, en San Francisco. Tres buenas opciones: spinning, kickboxing y entrenamiento militar (boot camps). Con media hora de cualquiera de estos, quemarás de 200 a 300 calorías e irás tonificando los brazos, las piernas y el abdomen.

Quemarás aun más calorías por sesión si tu rutina incorpora el entrenamiento a intervalos; es decir, alternar una tanda corta de ejercicios intensoscon una actividad más lenta. Los expertos no están seguros de por qué esto funciona, pero los entrenadores han comprobado la efectividad del plan.

Toma café una hora antes de ejercitarte

Esta es la única excepción a la regla de beber sólo agua: al igual que el café en la mañana hace tu jornada más productiva, una taza antes de hacer ejercicio, con un chorrito de leche descremada (11 calorías) o sólo (5 calorías), energizará tu sesión, sugiere la Dra. Klauer. "Vas a quemar más calorías sin notar que realizas un mayor esfuerzo".

Ten sexo todas las noches, y ponte arriba

No es que necesites una excusa para tener acción con tu chico todas las noches, pero esta posición derrite la grasa. Estar arriba significa que tú ejecutas los movimientos, y mientras más activa seas, más calorías quemarás (hasta 144 en 30 minutos). El sexo también eleva los niveles de las endorfinas, neurotransmisoras de la satisfacción, y se te quitan los antojos. Atrévete a ponerte en la posición de vaquera a la inversa (de espalda a tu chico) para que tus muslos y trasero se ejerciten más.

36 estocadas y planchas un día sí y otro no


Estos ejercicios básicos ayudan a esculpir tus músculos, y eso te estiliza. Haz 3 tandas de 12 repeticiones de cada ejercicio, un día sí y el otro no. "Las planchas trabajan la parte superior del torso, mientras que las estocadas ejercitan el trasero, las caderas y los muslos", dice Larkin. Tip: asegúrate de que tu espalda y tus piernas permanezcan en línea recta durante las planchas; eso mejorará tu tono muscular. Si deseas fortalecer más tus músculos con las estocadas, sostén una pesa en cada mano mientras las ejecutas.

Duerme 30 minutos más

Esa media hora extra, lo mismo si duermes 8 que 5 horas, puede hacer que te sientas tan descansada, que elegirás mejor tus comidas (en otras palabras, no vas a tener que consumir azúcar en el desayuno en busca de energía) y tampoco te sentirás aletargada para ir al gimnasio, dice Esther Blum, dietista y autora de Eat, Drink, and Be Gorgeous. Dormir más (entre 7 y 8 horas es lo mejor) también acelera tu metabolismo. Y como tu cuerpo crea músculo mientras duermes, ese merecido reposo también te ayudará a lucir mejor.

Sacrifica un alimento

Eliminar uno solo de esos gustos que te das -como las papas fritas del almuerzo o el chocolate que te comes como postre- puede reducir muchas calorías de tu dieta, lo que se traduce en menos llantitas en la cintura, asegura Blum. "Y ni siquiera te darás cuenta de que no lo estás comiendo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...