sábado, 5 de febrero de 2011

Cine: Julie y Julia


Tenía dentro de mi lista de pendientes ver esta película que tanta gente ha disfrutado. Me pareció inspiradora, la manera en que capta la pasión de Julia Child por todo lo que hace y como disfruta cada segundo y cada aspecto de su vida junto a su esposo. Todo eso la hace una persona muy especial.

Julia, una mujer llena de energía, y su esposo se fueron a vivir 4 años en Paris, debido a que él era un funcionario de la Embajada de los Estados Unidos y por eso lo mandaban a trabajar en diferentes paises.

Buscando algo para mantenerse ocupada, pasó por varios cursos, hasta que encontró su pasión cuando asistió a Cordon Blue. Por esas cosas de la vida, conoció a unas amigas que estaban escribiendo un libro de recetas francesas y al poco tiempo la invitaron a unirse al proyecto, convirtiéndose ella en la líder. La historia nos deja ver el gran trabajo realizado hasta la publicación de su primera edición.

En pararelo, la película nos presenta a Julie, una gran admiradora de Julia, casada con un esposo ejemplar; sensillo y sin complicaciones. Un buen día mientras busca en que invertir su tiempo libre, decide escribir un blog. Su proyecto fue hacer todas las recetas del libro de Julia Childs en un año.

Julie pasa de ser un desconocida, a una famosa escritora. Poco a poco su blog se va haciendo más y más conocido, siendo su momento cumbre cuando un periodista le hace una entrevista para el New York Times, a raiz de esto le llueven las invitaciones para entrevistas, para escribir un libro e incluso para hacer películas.

Ambas mujeres nunca se llegan a conocer, pero no cabe duda que la obra de Julia Childs marcó no solo a Julie; sinó a muchas personas más. Y de seguro logró su objetivo de ayudar a las mujeres americanas a preparar recetas francesas.

Les recomiendo esta película a todos los que no la hayan visto. Y para los que si lo han hecho, que en esos días difíciles recuerden a Julia, su espíritu competitivo, su amor por la vida, su esposo y la comida; y sobretodo, esa sonrisa: tenía un carisma que le dibujaba una sonrisa en el rostro hasta al francés más serio.

Bon appetit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...