miércoles, 21 de octubre de 2015

Día 5: Vacaciones en Familia - New Jersey, Estatua de la Libertad, Wall Street


One World Trade Center

Amanecer en Manhattan, cualquiera pensaría que dormiríamos un poco más tarde por lo ajetreado que fue nuestro día anterior, pero todo lo contrario, Gabriel es buen viajero y lleva muy bien el ritmo de iniciar el día desde muy temprano.

Desayunamos en el hotel, me tocó improvisar un poco con el Starbucks para hacerle una leche de chocolate fría como a él le gusta: Hot chocolate que se prepara con agua a punto de hervir con un buen splash de leche fría de la nevera, fue todo un éxito :-)

Ese día teníamos un plan diferente, salimos en el carro rumbo a New Jersey a hacer compras en una tienda de vinos llamada Wine Library, esta tienda es muy conocida a nivel mundial ya que pertenece a la familia de Gary Vaynerchuk, quien saltó a la fama en las redes sociales con su podcast sobre vinos Wine Library TV, ha publicado varios libros motivacionales y hoy día es conferencista por lo que viaja a nivel mundial constántemento y por eso no coincidimos para vernos ese día. A Gary lo hemos conocido desde hace unos años y hemos estado en varios eventos con amigos en común y compartido gratos momentos. Prácticamente invertimos la mañana en New Jersey, por un lado porque es bastante lejos y por el otro porque las visitas a las tiendas de vinos son con calma.

Hicimos una parada en Wendys para comer algo rápido antes de regresar a Manhattan y vi algo que me llego al corazón: la gerente del restaurante se le acercó a una mesa de tres señores de avanzada edad que conversaban y tomaban su café, les preguntó si eran veteranos de la guerra y al ellos responder que si lo eran hasta contaron anécdotas, ella les obsequió certificados de consumo para que regresaran cuando quisieran y muy efusiva les dió las gracias por sus servicios.

Mientras manejábamos de regreso Gabriel durmió su siesta en el carro,  nos dirigimos al área donde el 11 de septiembre de 2001 ocurrió el infame ataque a las Torres Gemelas, para los que recordamos ese día es muy difícil ser indiferentes. Aunque las torres ya no existen y en su lugar hay un nuevo edificio "One World Trade Center" es increíble el sentimiento que embarga al pensar que 2 aviones secuestrados pudieron causar semejante atrocidad, no solo acabando con la vida de tantas personas inocentes, si no que además convertirse en un acto de maldad que  cambió al mundo para siempre. Aunque no nos dio tiempo de recorrer el monumento, el solo estar en el área nos enmudeció y nos hizo reflexionar.  A mi definitivamente me interesa ir al museo que han organizado, pero en otra oportunidad ya que se recomienda no ir con niños pequeños, por el grado de profundo sentimiento y respeto que hay en el lugar.
Gabriel y la Estatua de la Libertad
Otro de nuestros objetivos del viaje era la Estatua de la Libertad, así que dejamos el auto en el área de Wall Street y nos fuimos caminando al muelle a tomar el paseo en ferry. Compramos los pasajes en el momento, sin embargo nos enteramos que por motivos de seguridad si deseas ir al recorrido que te lleva a la isla y te bajas a caminar a los pies de la estatua (no se puede subir a la estatua), ese debes comprarlo online y además estaban ya vendidos hasta mediados de diciembre. Para nosotros esto no fue inconveniente ya que lo que queríamos era ir en el barco sin bajarnos, si viajan con niños les recomiendo esta opción, además de que es como ver una obra de arte, desde lejos la aprecias mejor. En nuestro recorrido se pudo ver el skyline de la ciudad, la estatua de la libertad, pasó por debajo del puente de Brooklin y regresamos al muelle, tiempo aproximado 1 hora. El muelle estaba un poco aglomerado ya que el Presidente Obama acababa de llegar en su helicóptero para asistir a su reunión en las Naciones Unidas de ese día. Los ferrys son muy cómodos, nosotros nos sentamos en el piso  de abajo, había aire acondicionado, ventanales de vidrio con vista de 360 grados, baño y poca gente por lo que Gabriel pudo apreciar y jugar a su antojo, mientras que la multitud se aglomera en el deck superior al aire libre. Además y para suerte de nosotros, mientras hacíamos el recorrido nos cayó la primera lluvia que fue corta y como íbamos en el interior del barco no nos afectó.

A Gabriel le encantó el paseo en barco, me preguntaba que si íbamos a pasar por el Canal de Panamá donde trabaja su papá y otro atractivo para él fue ver los constantes helicópteros que pasaban y aterrizaban en el helipuerto del muelle.

Paseando por Wall Street

Al bajar todo estaba seco y caminamos Wall Street, en verdad que son calles hermosas, Trump Tower, Tiffany and Co. Tower, el toro que está frente a New York Film Academy, entre otras cosas.

Desde este punto, ya con la temperatura bajando, bajamos hacia la calle Pearl donde estaba el carro y pasando por China Town nos despedimos de la ciudad para dirigirnos a Long Island con un tráfico bastante fuerte pero sin quejarnos ya que era lo de esperar en una ciudad tan importante.

Llegamos a Long Island y compartimos nuestras experiencias en la ciudad y cenamos en familia.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...