sábado, 25 de febrero de 2012

Semana 27: Agua! Agua!


 

Así como lo leen: Semana 27 y yo pido agua, y no me refiero al agua de los culecos, sino a la cantidad de agua que tomo con el embarazo que es bastante y he aprendido a apreciar la importancia del agua para nuestro cuerpo.


Con el embarazo hay muchos cambios hormonales y muchos cambios experimentamos en cada etapa, uno de ellos es la resequedad de la piel, lo que hace muy importante el uso de cremas humectantes para el vientre el cual al mantenerle la piel hidratada evitamos picazón y por ende que al rascarnos dejemos marcas de estrías. Así mismo la piel del rostro se siente mas seca, por lo que es importante hidratarle. Siempre hay que usar productos aprobados para embarazadas, pero aquel que nunca nos traiciona es el agua.

Hace unos días también me sentía muy cansada y un poco estresada, ya había experimentado la noche anterior que por más cansada que estaba no podía dormirme porque no encontraba una posición cómoda para mi, por lo que una ducha larga y fresca fue la solución, seguida de mucho aceite Burt’s Bees Mama Bee con su suave fragancia a limón y un masajito en la espalda que me brindó mi esposo.

Los dolores en la parte baja de la espalda son una novedad, todos los días pasadas las 4:00p.m. llegan, para esto lo que puedo hacer para aliviar un poco es estirarme, aunque esta semana voy a agregar un almohadón a mi silla de oficina, creo que me puede ayudar.

Confieso que he hecho todo lo posible por mantener una alimentación sana, pero imposible haber pasado por el día de San Valentín sin haber pecado un poquito con dulces.

Sobre los carnavales, les puedo decir que aproveché el tiempo a mi manera ya que nosotros fuimos de los pocos ciudadanos que nos quedamos en la ciudad y mientras Carlos ha trabajado todos los días yo he aprovechado para ir al gimnasio y para ir al centro comercial. Este último con doble propósito: caminar y visitar las tiendas para bebé, fue muy entretenido y me ayudó a realizar que aún tenemos mucho trabajo por hacer.

Cambios?
Mi panza crece y es un cambio que cada semana se nota más, en estos momentos es redondita como un balón y la gente cuando me ve inmediatamente hace un pronóstico de si es niña o niño, cada quien según su propia leyenda urbana.

Mi cabello está abundante por lo que aproveché para ir a recortármelo un poco y mantenerlo sano.

Lo más sobresaliente?
Me siento muy afortunada, siento que mi embarazo ha logrado hacerme vivir de manera especial momentos importantes que si llegaba en otro mes no los habría logrado, por ejemplo: pasé embarazada por el día de las madres, la navidad ahora estamos en cuaresma y pronto la semana santa. Cada una de estas fechas con significados muy especiales y llenos de reflexión.

Incluso los carnavales que fueron como unas mini vacaciones que me hicieron mucho bien.

Consejos de Belleza?
Ok, aquí tenemos que hablar seriamente. Existe una leyenda urbana que he escuchado a mujeres de distintas edades y con la que no estoy de acuerdo. Dicen que si la mujer está embarazada de una niña, se pone radiante y le apetece arreglarse y salir hermosa. Y que si por el contrario, espera un varón, se pone fea y desaliñada.

A mi en las últimas semanas todo el mundo me pronostica una niña, luego les digo “Es Varón” y se sorprenden. Por qué será?

Aclaremos, durante el embarazo hay muchos cambios hormonales, algunos de ellos son los que nos ayudan a tener el cabello más fuerte y brillante (Pero depende de cada una si se lo arregla o no), la piel limpia (Cada quien decide si se quiere poner algo de maquillaje para realzar sus encantos o si se deja la cara lavada), algunas comen más que otras y se suben más rápido de peso mientras otras suben más lento… igualmente según cada caso algunas mujeres deben guardar más reposo que otras, algunas tienen más energía y así una serie de situaciones, una más normales y menos complicadas que otras. Con esto lo que quiero decir es que es muy importante tener todo esto en cuenta y entender que son muchos factores que afectan a una embarazada y por eso hay días que decide salir más arreglada que otros, independientemente del sexo del bebé. 

Fashion Mamma!
Los Accesorios: acompañar el vestuario con accesorios de acuerdo a la ocasión y que no sean tan grandes porque nos pueden hacer ver complicadas o pesadas, debemos recordar que ya estamos llamativas con nuestra panza, por lo que los accesorios son para agregar gracia a nuestro estilo, darle un toque diferenciador al look y sobre todo sentir que somos una pieza entera de mujer cuando alguien nos mira y no solamente el área de la barriga (una embarazada sabe leer las miradas).

Techno Mamma!
Hoy día tenemos mucha información al alcance de la mano o mejor dicho a solo un Click, es importante que tomemos en cuenta que los mejores sitios de Internet en temas de salud son aquellos que presentan información verificada por profesionales, hay que tener cuidado en hacer caso de aquellos que no lo están y que por el contrario son “leyendas urbanas” como le digo yo y siempre cualquier duda es mejor aclararla con nuestro médico de cabecera.

Es muy bueno leer y abrir nuestra mente, en estos momentos yo estoy leyendo la Biografía de Steve Jobs, por Walter Issacson, y aunque no es un libro sobre embarazos, es interesante porque relata como desde joven se fue formando el carácter de este singular hombre quien fue dado en adopción por sus padres biológicos al momento de su nacimiento y le costó mucho superar este trauma, algunos de sus allegados dicen que nunca lo superó.

Un muy buen libro, se los recomiendo.



Saludos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...