sábado, 4 de julio de 2015

SERIES - Sr. Vino - Vinos blancos de guarda


Con buen éxito y satisfacción hemos realizado las degustaciones mensuales de los vinos de Varela Premium Store, en la comodidad de la magnífica sala de degustaciones del Hotel Holiday Inn de la Ciudad del Saber.  En el último encuentro (24 de Junio), uno de los asistentes regulares me hizo la pregunta: ¿Hay vinos blancos aptos para ser coleccionados?  En el momento, mi respuesta fue: sí! e hice referencia al ensamblaje perfecto de algunos blancos de Bordeaux.  También hice mención de la estructura de algunos vinos blancos, en términos de acidez o de contenido de azúcar, lo que les da la habilidad para ser conservados por muchos años.  He aquí la respuesta oficial a esa pregunta.

 Un enófilo ávido adquiere botellas de vino con el pasar de los días y las semanas, y debe saber qué hacer con ellas.  La mayoría de los vinos en el mercado están diseñados para ser consumidos inmediatamente, y con un margen de guarda relativamente bajo.  De tal manera que hay tres cosas que uno puede hacer con una botella de vino: 1) Consumirla en los próximos días o semanas; 2) Conservarla según recomendación a mediano plazo (de 2 a 5 años); o 3) Coleccionarla. 

Muchas veces no es fácil saber cuanto tiempo puede durar un vino.  Sin embargo, es muy improbable que usted de manera accidental haya consumido un vino hoy que era para conservar.  El valor añejable de la inmensa mayoría de los vinos de hoy en día es muy bajo.  Los vinos con potencial de guarda no son comunes.  Se estima que hasta el 99% de los vinos están destinados a ser bebidos mientras son jóvenes.  Sólo una pequeña fracción de los vinos en el mercado actual están diseñados para soportar el tiempo y mejorar con el pasar de los años. 

Los vinos añejables, en parte, son el producto de la habilidad predictiva de sus artesanos productores.  Si ese elemento predictivo es eliminado de la ecuación al momento de la producción del vino, el resultado es un vino que no solamente no posee potencial de añejamiento sino que además comenzará a deteriorarse si es guardado. 

Son cuatro los elementos que dan paso a la estructura básica de un vino: azúcar (residual), alcohol (bajo nivel), taninos (estructurales), o acidez (alto nivel). 

Veamos algunos ejemplos concretos de vinos blancos que pueden añejar bien: los blancos de Rioja, los Riesling alemanes, los Sémillon de Australia, los blancos de Borgoña, los vinos de Jura.  También algunos vinos griegos producidos con sus cepas autóctonas Assyrtiko y Savatiano, son vinos que con el pasar de digamos... 10 años, gracias a su acidez en conjunto con todos sus otros elementos complejos, no han perdido nada de su brillo y vivacidad, sino que simplemente se le pulen los bordes. 

Algunos Rieslings de Clare o Eden Valley en Australia pueden guardarse entre 8 hasta 20 años.  Grüner Veltliners de Austria comúnmente pueden añejar entre 5 y 20 años.  Ciertos productores de Gewürtztraminers (secos) en los valles de Sonoma o Anderson, en California, pueden conservarse en su botella entre 10 y 12 años.  Algunos Bourdeaux Blancs, como mencioné esa noche, pueden guardarse de 8 a 12 años, o más.  Algunos Hermitage (del Ródano) tienen potencial de 10 a 30 años de guarda.  Algunos Chenin Blancs de Sudáfrica pueden ser colocados en la cava entre 5 y 10 años. 



Pero veamos a los reyes de este exclusivo club de los blancos que se pueden guardar e incluso coleccionar.  De Borgoña, los Mâconnais, dado que desde finales de los años 1990's muchos productores han venido diseñando sus vinos con este propósito, y utilizando muy bien el roble para producir vinos complejos y razonablemente concentrados que evolucionarán muy bien en botella.  De los Mâconnais incluyo, por supuesto, el muy conocido Pouilly Fuissé. 

Côte de Beaune es en realidad el corazón de los Bourgogne Blancs, con sus tres fantásticas villas, que son: Meursault, Puligny-Montrachet and Chassagne-Montrachet.  Côte de Beaune es muy serio y tradicional en el uso de sus clasificaciones.  Un Premier Cru Meursault Charmes, por ejemplo, o el Grand Cru Le Montrachet se pueden guardar por los años que uno pueda resistir la tentación de saber que cuando se abran, es magia y donaire lo que va a salir de esa botella.  Pienso que los Grand Cru Montrachet son además coleccionables y heredables.  Estos no deben abrirse antes de los 8 años de añejamiento, y pueden reposar por 20 años o más.

Volviendo a Bordeaux, como es bien sabido, las dulces delicias de Sauternes guardan muy bien.  Evidentemente que su único Premier Cru Supérieur, el codiciado Château d'Yquem es tanto añejable como coleccionable, y es mejor no descorcharlo sin al menos seis años en botella.  En 2006, una colección vertical de 135 años de este vino (con todas las añadas desde 1860 hasta 2003) fue vendida por The Antique Wine Company en Londres por $1.5 millones.  En Julio de 2011, una botella de Château d'Yquem de 1811 fue vendida en el Ritz en Londres a un coleccionista privado.  Se convirtió en la botella de vino blanco más preciada de la historia al venderse a un costo de £75,000 ($117,000).  Sin embargo, cualquier botella de Château Filhot, o Guiraud (mi personalmente favorito), o Climens, o Coutet posee dentro de sí años o décadas de guarda.

Finalmente, otro coleccionable: vintage Champagne.  Los vinos de Champaña que provienen de las mejores añadas (1982, 1985, 1989, 1990, 1996, 1999, 2002, 2004 y 2008) son añejables y coleccionables.  Ejemplo de estas: Moët et Chandon Dom Perignon Oenothéque 1992, Billecart-Salmon Cuvée Elisabeth Salmon 2002, Krug Clos du Mesnil 2000, Dom Pérignon 2004, Salon 2002 Le Mesnil Blanc de Blancs Brut, Laurent-Perrier 2004 Cuvée Alexandra Grande Cuvée Rosé, y por supuesto, Pol Roger 2000 Cuvée Sir Winston Churchill Brut.  Hay muchos ejemplos más.  Tanto su alta acidez como el dióxido de carbono actuan como preservativos.


Ahora ¿Qué opinan ustedes? ¿Son añejables los vinos blancos? En mi opinión, los mejores son los Borgoña, los Rieslings alemanes, y los Champañas.  ¡Salud!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...