viernes, 6 de noviembre de 2015

Union Oyster House: nuestro privilegio


Definitivamente uno de los momentos más importantes de nuestras vacaciones fue nuestro almuerzo en el Union Oyster House, en Boston.  Es el restaurante más antiguo de esa ciudad, y el más antiguo en servicio continuo en los Estados Unidos.  Ha tenido sus puertas abiertas a comensales desde 1826.

La Calle Unión (Union Street) fue construída en 1636.  Sin embargo, no existen registros municipales que indiquen cuándo fue construído el edificio que alberga el Oyster House.  Solo se sabe que la edificación ha existido en la Calle Unión, de manera prominente, por más de 250 años. 

Hacia los años de 1775, antes y durante la Revolución Americana, ya este sitio era un punto de encuentro y reunión para los revolucionarios John Adams y John Hancock, sus esposas, colaboradores y otros patriotas. 

En 1826 se inicia la operación del restaurante, bajo el nombre de Atwood & Bacon.  Para ese entonces, el consumo de ostras era la novedad importante en ciudades como Boston y Nueva York.  Uno de los comensales regulares de este establecimiento era Daniel Webster. 

El uso del palillo de dientes se dió por primera vez en los Estados Unidos, en este restaurante. 

El Union Oyster House sólo ha tenido tres dueños en su historia.  Sus dueños actuales, y desde 1970, son el Sr. Joseph A. Milano, Jr. y la Srta. Mary Ann Milano Picardi. 

Concepción, Gabriel y yo no solo tuvimos el agrado de almorzar en este histórico lugar, sino que además, gracias a nuestros amigos Ed McColgan y Marcia Burick, conseguimos sentarnos en la histórica mesa del Presidente Kennedy.  Esto fue un gran honor y emoción para nosotros.  La mesa fue reservada por Marcia desde Agosto para nuestro almuerzo del 1ro de Octubre. 

Las familias Kennedy también han sido clientes asiduos de este prestigioso lugar, y más allá, el Presidente John F. Kennedy disfrutaba mucho de banquetearse en la privacidad del piso superior.  Su mesa favorita, la Banca (o el cubículo) de Kennedy (The Kennedy Booth), ha sido dedicada en su memoria. 

Hay varias leyendas que intentan explicar por qué ese cubículo era el favorito de JFK.  Una de esos mitos dice que era por su número, el #18, que según indica la historia, era el número de la buena suerte para este ilustre político irlandés-americano.  Otra posible teoría sugiere que esa era su mesa de preferencia por encontrarse en proximidad al bar.  Lo cierto es que cuando el Presidente Kennedy era senador, él visitaba el restaurante cada domingo en la tarde, ordenaba estofado de langosta (lobster stew), y se quedaba unas tres horas.  Traía unos cinco periódicos dominicales y leía todo el tiempo. 

Cuando el Senador Ted Kennedy vivía, siempre se sentaba en esta mesa.  Otros miembros de la Familia Kennedy aun cenan en esa mesa dedicada en su honor. 

Esta vez nos tocó a nosotros: Concepción Amaya, Gabriel Mata, Ed McColgan, Marcia Burick, su amiga Ann Dunphy, y mi persona sentarnos en la honorable mesa Kennedy de este histórico restaurante.  Mi almuerzo ese día fue: una taza del Oyster House Clam Chowder, una docena de ostras, que compartí con Concepción, y un Fried Clam Roll.  Concepción y Gabriel compartieron el Seafood Platter.  Acompañamos nuestro almuerzo (en especial las ostras) con una botella de Sancerre. 


La vida aveces ofrece momentos muy especiales, muy románticos y muy placenteros.  Este definitivamente fue un deleite y un enriquecimiento en todo sentido.  Fue el segundo placer más importante durante nuestras vacaciones.  Muy pronto escribiré sobre el primero. 



Marcia, Gabriel, Concepción, Ed, Ann, y Carlos









No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...