jueves, 16 de octubre de 2014

Casillero del Diablo - Wine Legend


Temprano este año publiqué una crónica sobre el noble producto de Concha y Toro, el Marqués de Casa Concha,Cabernet Sauvignon 2011, vino de muy merecido orgullo chileno que obtuvo muy alto puntaje (93) por su buen desempeño y relevante calidad.

Por asunto de genealogía es que ahora, con igual alusión y preponderancia, nos referimos al buen Casillero del Diablo.  Incontables son los vinos que he probado a mis casi 47 años de edad; vinos de todos los rincones, de todas las cepas, y todos los niveles de calidad que existen.  Sin embargo, Casillero del Diablo conserva cierta nostalgia para mi, al ser el vino que recuerdo que tomaba a mis 17 años, con mi paladar joven e inexperto de entonces.  Desde esa época, he visto al gran productor Concha y Toro y sus vinos crecer tanto en calidad y renombre, por razones muy interesantes, como lo son: la antigüedad de sus vides, las técnicas y la tecnología ahora empleada, la exigencia del mercado cada vez más experto, etc.  Veamos de qué estamos hablando...

Hablar de Casillero del Diablo es referirse a una marca con tradición, historia y de un vino que ha logrado conquistar distintas latitudes gracias a su calidad y diversidad de variedades, las cuales han sido puestas a prueba por millones de consumidores en el mundo.

Casillero del Diablo viene ligado con una leyenda muy interesante que cuenta que hace más de un siglo, el fundador de la viña, Don Melchor de Concha y Toro, reservó sus mejores vinos en una pequeña bodega protegida. Al poco tiempo se percató que por las noches sus mejores vinos desaparecían. Conocedor de las supersticiones populares de la época, Don Melchor difundió el rumor de que en esa bodega habitaba el diablo. A partir de ese momento, nunca más una botella fue extraída desde ese lugar.

La leyenda sobre la presencia del diablo en la bodega ubicada en Pirque, en pleno corazón del Valle del Maipo y flanqueada por el río del mismo nombre y la Cordillera de los Andes, siguió difundiéndose por décadas, lo que sirvió de inspiración a quienes más tarde quisieron bautizar con un nombre especial a uno de los mejores vinos en ese entonces. Así nació Casillero del Diablo, una marca que luego cruzaría fronteras para convertirse en el vino chileno más famoso en el mundo.
En la actualidad, Casillero del Diablo se encuentra presente en más de 135 países, y es una las líneas de vino que posee la más amplia variedad de cepas en la categoría Premium.

A lo largo del tiempo Casillero del Diablo ha sido reconocido tanto en Chile como a nivel internacional, consiguiendo importantes logros en las más prestigiosas revistas enológicas y concursos internacionales, posicionándose en su categoría como Best Value a nivel mundial.  La afamada publicación norteamericana Wine & Spirits reconoció a Casillero del Diablo como “Uno de los Mejores Cabernet Sauvignon de Chile de 2013”, escogiéndolo además como “Best Buy” entre cientos de vinos evaluados. A este reconocimiento se suma el que entregó Drinks International posicionando a Casillero del Diablo como “La Segunda Marca de Vino Más Admirada del Mundo”, luego de ser evaluada por expertos de más de 20 países, entre Masters of Wine, periodistas, enólogos y sommeliers.

“Estos grandes logros son el resultado de años de trabajo, donde junto con un gran equipo enológico, hemos logrado escoger los mejores valles para el desarrollo de cada cepa”, afirma con satisfacción Marcelo Papa, enólogo jefe de Casillero del Diablo por más de 15 años.

El enólogo señala que Chile cada vez se ha hecho más conocido por las extraordinarias condiciones de clima y de suelos para desarrollar muchos tipos de variedades. “Si Argentina es conocido por su Malbec o Australia por su Syrah, Chile ya es un referente por sus extraordinarios Cabernet Sauvignon”, asegura Marcelo.

Hablando de crecimiento, Casillero del Diablo cuenta con una colección de vinos Premium, compuesta por 11 variedades, elaboradas con uvas seleccionadas de los principales valles vitivinícolas de Chile.  Cada variedad manifiesta la esencia y tipicidad de su cepa, en una mezcla de aromas, sabores y estilo cuidadosamente trabajados.

Se pueden encontrar las cepas más tradicionales como Cabernet Sauvignon y Chardonnay, o sorprenderse con variedades más exóticas como Viognier o Pinot Grigio. La calidad de Casillero del Diablo Reserva, ha llevado a esta marca a convertirse en uno de los Best-Value más reconocidos y premiados a nivel global.


Todo esto es Casillero del Diablo hoy en día, en 2014.  La tradición continúa, lo que promete traducirse en evidente calidad para el paladar exigente a nivel mundial.  Como escritor sobre temas de vinos, me pregunto... ¿Cómo será mi artículo sobre Casillero del Diablo dentro de treinta años? Mientras tanto, los invito a echar un vistazo a esta hermosa campaña publicitaria.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...