martes, 23 de diciembre de 2014

Nuestras finanzas después de las fiestas


Las fiestas llegan a su fin y empezamos a notar que nuestra cartera está más vacía que de costumbre. La cuesta de enero es pesada para nuestros bolsillos por dos razones:

  1. Es el mes en el que la mayoría de los comerciantes hacen el ajuste en los precios de los productos y en algunos casos también aplica para servicios o insumos como el gas y la gasolina, que impactan a nuestro presupuesto.
  2. Venimos arrastrando los excesos de gastos de las fiestas decembrinas, que a veces significa que utilizamos nuestro sueldo del mes y nos terminamos todo el aguinaldo, aunque en casos extremos incluso podemos llegar hasta endeudamos para cubrir todo lo que adquirimos de más.


Es muy importante buscar estrategias para aligerar la cuesta y evitar que pese todo el año en nuestras finanzas. En Consumo Inteligente les tenemos 8 consejos para que el 2015 sea un año de equilibrio en nuestra cartera:

  1. Hacer un presupuesto tomando en cuenta los nuevos precios para ver cómo tendremos que ajustar nuestro consumo. Es importante reducir al menos temporalmente todos los gastos que no sean indispensables o que aumenten el costo de gastos básicos (por ejemplo, la alimentación es un gasto básico pero no se necesitan consumir productos de lujo o comer en restaurantes frecuentemente).
  2. Determinar cómo vamos a distribuir los recursos extras que vayamos a recibir en enero. Muchas empresas entregan en este periodo los bonos o los recursos reunidos en los ahorros de la empresa. Es importante definir qué vamos a hacer con ellos antes de iniciar a gastarlos y priorizar la estabilización de nuestras finanzas.
  3. Utilizar estrategias de ahorro en los supermercados como planear menú semanal para comprar sólo lo que requerimos, buscar sustitutos, comprar a granel con amigos u otras familias y consumir frutas y verduras de temporada.
  4. Involucrar a la familia. Todos pueden hacer algo, incluso los más pequeños pueden cuidar el consumo en los servicios como la electricidad, que es una de las cosas que suben.
  5. Si tenemos problemas de deudas hay que priorizarlas, destinar la mayor parte de los recursos a las más costosas o de tasa variable. Si nos empieza a costar mucho trabajo pagar, debemos acercarnos a nuestros acreedores para renegociar a tiempo.
  6. Aprender de nuestros errores financieros. Si este enero está siendo difícil por excesos de compras en fin de año, porque descuidamos las fechas de pago y ahora enfrentamos recargos o porque tuvimos imprevistos y carecíamos de fondo de emergencias, es un buen momento para analizarlo y revertirlo poco a poco.
  7. Invertir en su educación financiera.  Para un mejor 2015, financieramente hablando, es muy importante mejorar nuestras habilidades con el dinero.  Una opción gratuita y que implica poco tiempo son los cursos de la Universidad Financiera de Consumo Inteligente: http://www.consumointeligente.org/universidad-financiera-inicio/
  8. Plantear metas de ahorro para el 2015.  Organizarnos y reducir los gastos es mucho más sencillo cuando tenemos una razón para hacerlo.  Un viaje, salir de deudas, una nueva casa, armar nuestro fondo de emergencias o hasta un concierto pueden ser opciones que nos signifiquen algo y nos ayuden a ser más administrados.



Esperamos que estos consejos los ayuden a tener un muy próspero 2015, lleno de metas cumplidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...