domingo, 6 de julio de 2014

SERIES - Sr. Vino - Côte-Rôtie



Côte-Rôtie es la apelación vinícola más boreal de la region vinícola del Ródano Norte.  Recordemos que el Valle del Ródano como región vinícola importantísima de Francia, está dividida en Norte y Sur.  El Ródano Norte es la parte más pequeña de las dos, y un poco más prestigiosa.  En ella, junto con Hermitage, los vinos de Côte-Rôtie son los rojos más reconocidos (Chateaneuf -du-Pape en el Ródano Sur). 

En el párrafo anterior utilizé la palabra "pequeña".  Sin embargo, para establecer cierto sentido de dimensión, el Ródano Norte comienza desde el límite más boreal del valle, iniciando con Côte-Rôtie, y se extiende por 50 millas hacia el Sur, hasta llegar a Cornas, conteniendo sus otras cinco apelaciones vinícolas: Condrieu, Château-Grillet, St.-Joseph, Hermitage, y Crozes-Hermitage.  En esta sub-región (en estas apelaciones vinícolas) se originan los vinos rojos y blancos más exóticos y costosos del Ródano.

El valor geológico del área donde se producen estos vinos tan valiosos y codiciados es simplemente ¡incalculable!  Los mejores viñedos se arraigan sobre los bordes estrechos y rocosos de terrazas a lo largo de colinas que bordean el río (Río Ródano).  La composición geológica de estos suelos es granito y pizarra, en capa de poca profundidad.  Como se imaginarán, el drenaje de estos suelos es fenomenal.  Por tal motivo, la erosión natural también lo es, y las vides se deslizarían por las laderas inclinadas si no fuera por las paredes de roca construídas a mano que sostienen firmemente estas terrazas.  Aun asi, las lajas del pedregoso terreno se desmoronan hasta el río, con las lluvias del invierno, y cuando esto sucede, los viticultores del Ródano se encargan laboriosamente de regresar el valiosísimo elemento geológico a su lugar, utilizando cubetas.

La única uva roja permitida en esta Sub-Región es Syrah.  Nada pasa por casualidad; el juicio enológico que dio origen a esta regla es absolutamente certero, dado que la variedad en mención, y sembrada en esos terrenos, produce muchos de los vinos más exóticos e intensos del mundo.  Es un binómio mágico. 

De manera literal, el término en francés Côte-Rôtie significa: ladera rostizada.  Sus vinos conjugan a la perfección tanto el carácter del varietal Syrah, como la influencia única del excepcional terruño, para dar paso a vinos de increíble expresión incisiva, terránea, y cárnica silvestre.  Una característica muy típica de estos vinos es el sabor a pimienta blanca, que parece ir y venir en la copa de un lado al otro, como un animal enjaulado. 

En nuestro planeta existen un poquito menos de 500 acres de viñedos de Côte-Rôtie, solamente; y muchos de ellos son pendientes en suelo pedregoso de granito con hasta 60° de inclinación; todos mirando hacia el Sur.  ¿Pueden tratar de imaginar el valor real y actual de estas parcelas?  Son razones por las cuales cada viñedo en esta apelación vinícola es muy pequeño.  Estos pequeños viñedos pertenecen a familias; luego el vino es elaborado por más grandes productores, y éste, en su mayoría, es comprado por los négociants, quienes embotellan el vino bajo su propia etiqueta de marca.  Pero por lo general, la mayoría de los productores de Côte-Rôtie poseen menos de diez acres de viñedo, con la excepción de ciertas firmas de familia que son las más grandes, tales como M. Chapoutier, E. Guigal, y Paul Jaboulet Ainé.

Como dato cultural interesante, dentro de Côte-Rôtie se destacan dos colinas muy famosas, que son: Côte Brune y Côte Blonde.  La leyenda dice que estas dos recibieron sus nombres tras las hijas de un aristrocrático caballero feudal.  Una era morena y la otra rubia.  Muy curiosamente, los vinos que arrojan son precisamente como indica su estereotipo.  Côte Brune da origen a vinos generalmente más tánicos y poderosos, mientras que los de Côte Blonde son más ágiles y elegantes.  Si un vino Côte-Rôtie proviene de alguna de estas dos laderas, o si es una mezcla de estas dos, su etiqueta así lo indicará.

Côte-Rôtie no produce vinos blancos.  No obstante, es importante señalar que dentro de las apelaciones vinícolas del Ródano Norte, la ley permite  que los vinos contengan pequeñas cantidades de jugos de uvas blancas en tan solo dos: Côte-Rôtie es una; la otra es Hermitage.  La uva blanca permitida en este caso es Viognier, que aunque la ley permite la mezcla de hasta 20%, la mayoría de los productores utilizan menos del 5%.  No obstante, la textura cremosa de la Viognier comúnmente suaviza los bordes abruptos a veces característicos de la Syrah. 

Hay muchas cosas, casos e historias que se pueden decir sobre los vinos de Côte-Rôtie, que dificilmente aparecen en este corto escrito.  Lo importante es reconocer el valor formidable que estos vinos aportan a la mesa.  Son vinos de sublime calidad, pretigio y cultura, elaborados con una uva que se da en esos suelos, y en esas condiciones climáticas como en ningún otro rincón de nuestro planeta.  Poner estos vinos en los labios de la esposa, del esposo, de los hijos o los padres, es una gran dosis de cariño y privilegio.

Les dejos mis notas de cata sobre dos de estos vinos que alguna vez probé:


2003 E. Guigal Côte-Rôtie Brune et Blonde

Deep dark red with slight violet edge.  Prominent minerality comes to the nose, mixed with delicious cherry and rose garden aromas.  Great presence on the palate, with fruit compote upfront; then a long and very serious parade of different flavors follow.  Such intensity is sustanined by wonderful long and evident tannins.  This wine can age easily for another 7 to 9 years.  Right now it shows itself vibrant, young but polished, resourceful and very, very harmonious.  Finishes long, with sensations of walnut, blackberry yam, slight black licorice, and subtle hints of black pepper.  Really lovable and amazing wine.  92 pts.



2009 Louis Barruol Côte-Rôtie La Doree


This wine is very young.  One hour in decanter made a significant difference.  Color is intense inky purple, deep, brilliant, with slight crimson edge.  The nose is fantastic!  Very sophisticated and polished array of exotic aromas.  I sense mushroom, hints of kalamata olives, and cherry scented shoe polish cream.  Quite sensational.  Savory flavors upon entrance, hints of soy sauce, edamame and  beef jerky flavors.  Tannis are long and prominent, but never rough.  Very amazing acidity of cherry cola sensation, followed by long dark flavors of leather, blackberry, hints of wasabi and vanilla.  Leave this wine in the cellar another 10 years.  Right now, 92 pts.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...