sábado, 7 de marzo de 2015

Reflexión: demos la grandeza que merece La Honestidad

Con tantos acontecimientos noticiosos en el ambiente, nos vemos envueltos, estresados y hasta manipulados por lo que vemos, leemos y escuchamos en los noticieros.

Algunos días despierto y al bajar a la cocina lo primero que hago es encender el televisor para ver quien es el acusado del día, salgo de casa rumbo a la oficina con un bulto de periódicos y en lo que los acomodo en el asiento del pasajero leo los titulares de portada, incluso al llegar a la oficina entre nosotras comentamos lo más sobresaliente o espeluznante.

Llega un punto en que no veo noticias y en el carro solo escucho música, para de alguna manera depurar mi karma, ya que la carga contaminante de todo lo que hemos estado viendo en estos últimos días es tanta que se hace imposible no enojarse y hasta insultar a alguno.

Nada se compara con tener la conciencia tranquila, poder dormir en paz cada noche y no como muchos hoy en día viven con el temor de lo que hicieron mientras los gobernantes anteriores los favorecieron con negocios amañados, actos de corrupción y enriquecimiento ilícito.

Tratemos todos de predicar con el ejemplo, nos corresponde ahora depurar no solo el karma de cada quien si no la contaminación sin precedentes que le hemos provocado a nuestra sociedad. Los jóvenes están viendo el mal ejemplo de ver burlada la confianza que todo un pueblo depositó en sus gobernantes, están creciendo viendo la magnitud de los egos ambiciosos y lo que es peor están siendo testigos de un momento histórico en que La Honestidad simplemente se perdió.

Es hora de recobrar la confianza, es hora de darle la grandeza que se merece la palabra HONESTIDAD! Confiemos en Dios en que vendrán mejores tiempos, con una sociedad más digna.

Les invita a leer un artículo sobre La Honestidad que publicamos en 2011 para nuestra serie de Virtudes y Valores.

Saludos,

Concepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...