sábado, 30 de julio de 2011

Dawey Bozella: un heroe de la vida real



Hace unos meses escribí una nota sobre la película Conviction, película que me gustó mucho ya que es basada en la vida real y narra la historia de Kenneth Waters quien fue encarcelado por un crimen que no cometió, la libertad de Waters se consiguió muchos años después y tras una lucha ardua que inició su hermana apoyada por la fundación Innocence Project.

Hoy escuché una historia que me conmovió mucho, es la historia de un hombre que al igual que Kenneth Waters, fue acusado de un crimen que no cometió y que con perseverancia y fe logró salir de la cárcel gracias al apoyo de Innocence Project.

El hombre del que estoy hablando es Dawey Bozella, quien fue acusado de asesinar a una mujer de 92 años y condenado a cadena perpetua. Durante el juicio le ofrecieron que si se declaraba culpable, le reducirían la condena, pero el no lo aceptó, siempre dijo que si su futuro era permanecer en la cárcel, entonces estaría en la cárcel, pero el no se haría responsable de un crimen que no cometió.

Bozella pasó 26 años en la cárcel desde 1983. El crimen ocurrió en 1977 y dos supuestos testigos lo acusaron, pero sus testimonios carecían de evidencias. En 1990, le ofrecieron la oportunidad de declararse culpable y posiblemente salir libre, pero él no lo aceptó, nunca admitiría un crimen que no cometió.

Los investigadores de Innocense Project, descubrieron que algunas evidencias de la inocencia de Bozella nunca fueron presentados, y de forma casi milagrosa contactaron a un policía retirado que en 1977 atendió el caso, y decidió guardar consigo algunos documentos, con el presentimiento de que algún día serían necesarios para dar la libertad a ese hombre. 

Al salir en libertad, Bozella ha declarado que no guarda rencor, ya que si alberga esos sentimientos, el mayor afectado será él mismo. Por el contrario, su proyecto ahora es ayudar a los niños más necesitados y entrenarlos en el boxeo, para alejarlos de los problemas sociales.

Y es que durante esos años en los que vio desaparecer su sueño de llegar a ser boxeador, este hombre con mucha filosofía y coraje, decidió prepararse para el día que llegara su libertad (pese a estar condenado a cadena perpetua). Entrenó como boxeador con la misma visión de aquel que se prepara para una pelea de campeonato, nunca abandonó su sueño, al punto que los expertos hoy día admiten que tras sus 50 años, luce como un boxeador profesional.

Recientemente Bozella, recibió el premio al coraje en los ESPY durante la ceremonia de premiación que ESPN realiza cada año para los deportistas. El evento fue en el Madison Square Garden y durante la presentación que le dio el actor Kiefer Sutherland, los deportistas de las ligas profesionales de los Estados Unidos y actores invitados, lo homenajearon de pie. Bozella, cuenta en entrevistas posteriores, que no podía creer cuando en la fiesta posterior, todas esas personalidades se acercaban a él y lo felicitaban.
Dawey Bozella con Hillary Swank en la premier de Conviction

La filosofía y la esperanza, la perseverancia. Durante los años en la cárcel, el se repetía todos los días la siguiente frase del famoso entrenador y manager de grandes boxeadores Cus D’Amato, quien entrenó a Mike Tyson:

El héroe y el cobarde, ambos sienten exactamente el mismo miedo, sólo que el héroe se enfrenta a su miedo y lo convierte en fuego.” ~ Cus D'Amato

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...