miércoles, 30 de mayo de 2012

Cartagena a la carta

 
Entre los mejores placeres que se experimentan durante los viajes a otros países está la gastronomía local. Degustar nuevos sabores y combinaciones, platos tradicionales y una cocina autóctona es una obligación cada vez que se visita un nuevo destino. Y Cartagena no es la excepción. 

La gastronomía en La Heroica, y del Caribe colombiano en general, es una mezcla de sabores intensos con productos locales que incluyen aves, carnes rojas y productos de mar y río, acompañados con frituras, arroces, sopas y guisos. Pero Cartagena también es una ciudad que ha adoptado elementos internacionales para incorporarlos a sus platos y ofrecer una exquisita combinación entre la comida local y la extranjera.

Tanto en la ciudad amurallada como en el sector de Bocagrande se pueden encontrar más de 100 restaurantes para todos los gustos. Desde la comida más tradicional que incluye platos típicos como arepas de huevo, buñuelos de maíz o fríjol, patacón, arroz con coco, yuca con suero costeño o butifarra – que se comen en pequeños locales de comida rápida o en  grandes casonas antiguas en medio de la ciudad vieja–, hasta los más refinados platos de la llamada comida fusión en restaurantes de lujo. 

La cocina del Corralito de Piedra, como también se le conoce a esta ciudad declarada por la Unesco como Patrimonio Cultural de la Humanidad en 1984, esconde en sus raíces herencias españolas y africanas, se centra en los productos de mar donde el pescado, ya sea pargo, mero, jurel, sierra o mojarra, es el preferido.

También sobresalen los platos con langostas, camarones, muelas de cangrejo, pulpo, caracol, jaiba y calamar, todos preparados a la brasa, asados, al ajillo o al vino para ofrecer a los comensales una experiencia inigualable.

Para acompañar los platos es posible encontrar los mejores vinos, pero la cultura caribeña conserva la tradición de beber un buen zumo de fruta natural como tamarindo, corozo o limonada de coco.   


Una vez en Cartagena no puede dejar de visitar algunos restaurantes icónicos de la ciudad.

El Santísimo es un restaurante que ha sido reconocido por su originalidad y exquisita comida que presenta en platos inspirados en aspectos religiosos, pecados y mandamientos. Una cocina fusión que mezcla elementos típicos con la comida francesa. 

El Club de Pesca se ubica en una de las fortalezas militares de la colonia de la Bahía de Cartagena construida en 1743. Como su nombre lo indica, su especialidad es la comida de mar.

Juan del Mar es un espectacular restaurante recomendado por su oferta en comida de mar, pizza y calzoni.

La Vitrola ofrece una gran variedad de platos y cuenta con una decoración al estilo cubano, sin perder su carácter internacional. Se ha posicionado como el restaurante de las celebridades.

8-18 es un restaurante con un ambiente moderno, exclusivo y acogedor que combina la exquisita comida mediterránea con la tradición cartagenera.

En el Hotel Sofitel Santa Clara se encuentra “1621” (dieciséis-veintiuno), un restaurante cuya decoración rescata la arquitectura del año 1621, cuando el lugar era el comedor de las monjas Clarisas que ocupaban el recinto. Ofrece platos del viejo y el nuevo mundo.

El restaurante Don Juan ofrece platos con especialidades en comida del mar, los cuales pueden ser admirados mientras son preparados por el chef. 

San Pedro, ubicado en la Plaza que lleva su nombre, ofrece  un mágico ambiente al aire libre frente a la mítica iglesia de San Pedro en el Centro Histórico. Ofrece una deliciosa fusión de comidas asiáticas y toda clase de bebidas.

Y así la lista es infinita para darle gusto a los más exigentes paladares, con una oferta variada de sabores y colores que hacen de las visitas a Cartagena un viaje por lo mejor de la cocina caribeña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...