viernes, 11 de marzo de 2011

Cine: 127 Horas


Como puedo describir esta película? Digamos: aventura, riesgo, determinación, sufrimiento, paciencia, dolor, optimismo, energía, inspiración… y puedo seguir con adjetivos calificativos que vienen a mi mente cuando la menciono.

La película está muy bien hecha, es una historia de la vida real, que desde el inicio deja ver la personalidad de su protagonista y a lo largo de su historia hasta llegar al final, uno comprende y dice: “Definitivamente solo una persona muy especial y con esa energía pudo haberlo hecho”

Esta es la historia de Aron Ralston, un montañista y aventurero apasionado, lleno de energía, que un sábado muy temprano sale en solitario a recorrer uno cañon en UTA, pero por esas situaciones del destino cae de imprevisto en una grieta; pero una roca cae con él y le aplasta el brazo contra la pared rocosa dejándolo literalmente atrapado.

La película relata los desesperados e infructuosos intentos por salir, gritar en medio de la nada donde nadie lo escucha, intentar mover esa roca tan pesada y que además le quita la sensibilidad del brazo, todo esto en un periodo de tiempo de 127 horas que le toma resolver su situación, a punto de morir, en estado de alucinación, sin agua para tomar, Aron se ve obligado a tomar una decisión muy difícil, pero que representa su única posibilidad para sobrevivir.

Una película que nos demuestra que en cuestión de segundas la vida puede cambiar, las cosas no siempre salen como lo planeado, ni para el más entusiasta. Y además nos muestra historias tan crudas, que ni siquiera puedo describir, porque cerre los ojos para no ver lo que estaba pasando.

Por qué esperar a que algo malo pase, para entonces tomar el tiempo para meditar? Para entonces darnos cuenta de las cosas malas que hemos hecho? De las veces en que no hemos sido agradecidos con los demás o hemos herido los sentimientos de alguien.

Estas 127 horas le dieron a Aron la oportunidad de meditar su vida, vio pasar frente a él a muchas personas y ante el temor de que este fuera su final, puedo entender y replantearce muchas cosas.

Es importante meditar, de que no siempre las historias terminan con una segunda oportunidad, cuando vemos estos ejemplos, debemos meditar, reconciliar y enderezar el camina, sin esperar a que algo malo nos pase.

Sin duda una gran actuación de James Franco, que le valió la nominación al Oscar, además de muchos otras nominaciones a la película, que en algún punto es casi un documental.

Recomendada!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...