jueves, 7 de junio de 2012

Los vinos de Sideways



Con mucho o poco mérito, y en mi humilde opinión, este fime ha creado leyenda a su alrededor, con la posibilidad de ser considerado una joya del cine algún día.  La novela de Rex Pickett ha sido recientemente adaptada a un drama, a ser estrenado en Broadway.  Se está hablando incluso de un "remake" de la película.  En mi opinión, méritos y más méritos rodean a esta novela, tanto en el aspecto psicológico, en lo que toca a una inmensa porción de hombres y mujeres en ese rango de edad (tempranos cuarentas), asi como en los vinos que Sideways, la película, lleva a escena.

Como todos saben, la historia trata de dos amigos muy cercanos que van en un viaje por carretera desde el Sur de California hacia la más austral área vinícola del estado, que es el Condado de Santa Barbara.  Los personajes son Miles Raymond y Jack Cole. 

El primer vino visible en la película se muestra tan pronto ambos amigos emprenden el viaje en auto, y Jack, muy para el disgusto de Miles, descorcha una botella de 1992 Byron Brut Reserve.  Miles lo menciona como una "rareza".  Y en verdad lo es.  Muy interesantemente, Byron es un productor casualmente de las privilegiadas tierras de Santa Maria Valley, en el Condado de Santa Barbara.  De hecho, Byron ya no produce vino espumante.  Lamentablemente no he logrado encontrar notas de cata sobre este vino, ni tampoco alguna imagen de su etiqueta.  Da la impresión de que Byron produjo un vino con diseño típico champañoso (mismas cepas), en su mayoría sin añada, mas produjo una añada, que fue la de 1992.  Algunos coleccionistas aparentemente la conservan como una rareza, pero no se ven notas de cata publicadas.  El propio Miles lo describe en la película como un vino producido de 100% Pinot Noir y Single Vineyard, y cuya producción ha sido descontinuada. 

Tan pronto estos dos amigos ingresan al Condado de Santa Barbara, toman el desvío hacia Santa Rosa Road, y hacen su primera parada en Sanford Winery & Vineyards.  Miles los describe como uno de los mejores productores de Pinot Noir y Chardonnay en el condado.  Usualmente en los tasting rooms te ofrecen sus vinos en el orden de menor a mayor calidad.  Se ve en la película cuando ellos aprecian y prueban el rosé, que pienso que es un vino que Sanford produce y denominan Vin Gris of Pinot Noir.  No es sorpresa que este Pinot es tan bueno, cuando proviene de Santa Rita Hills y producen menos de 400 cajas al año. 

La siguiente parada es en el poblado de Solvang, un hermoso pueblo de inmigrantes y herencia holandesa.  Es vecino con el pueblo de Buellton, de la misma decendencia holandesa, y donde Miles y Jack quedan hospedados.  En la noche, la cena es en The Hitching Post, un restaurante local estilo familiar.  En 2005 (la película salió en 2004) tuve el gusto de visitar estos dos pueblos, y de cenar en ese restaurante.  Los productores Gray Harley y Frank Ostini (Harley Ostini) producen los vinos para The Hitching Post, que en verdad son dignos de mención.  El primer vino que prueban a penas llegan es el Bien Nacido Vineyard, Santa María Valley Pinot Noir

La siguiente escena en que degustan vinos estos dos amigos ocurre en el tasting room de Foxen Wineries.  La escena no muestra ninguna botella de vino en particular; sin embargo, en la barra donde degustan Jack y Miles se observa una vasija de barro con el ancla emblemática de Foxen.  Foxen es sin duda uno de los más destacados productores en Santa Barbara.  Salen además bellas escenas de los empleados durante la vendimia. 

Luego viene la escena en la que estos dos amigos se encuentran con la encantadora Stephanie.  Esto ocurre en el tasting room de Kalyra Winery, en Santa Ynez.  En esta escena ellos prueban dos vinos: el Estate Chardonnay y el Cabernet Franc.  Miles demuestra poco interés por el desempeño de ambos; sin embargo, un detalle importante acorde a la novela ocurre en este momento.  Miles declara dificilmente encontrar grandeza en desarrollo en el varietal Cabernet Franc; de tal manera que básicamente lo desprecia. 

En la siguiente escena, Miles y Jack se detienen a admirar el paisaje en uno de los viñedos, y Miles hace memoria y mención sobre Victoria, su actual ex-esposa.  Recuerda de manera especial haber tenido un picnic una vez en ese lugar con Victoria, y haber bebido un Opus One de 1995.  Este vino de culto, de Napa, California, es un ensamblaje de las cinco variedades de Bordeaux (Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Merlot, Malbec y Petit Verdot).  Esa añada de Opus One ostenta un promedio de 93 puntos (en su momento).  Es otro detalle interesante el hecho de que Miles menciona haberlo maridado con salmón ahumado y alcachofas, lo cual, como el mismo menciona, sería un reto muy atrevido.  Inmediatamente seguido a este hermoso recuento, se da un incidente desagradable entre los dos amigos, cuya escena termina en pleno viñedo, entre las vides, y con un hermoso racimo de unas uvas muy negras en las manos de Miles, que me da la impresión de incidentalmente ser uvas Merlot.

En la siguiente escena, estos dos -ya para ahora descoordinados amigos- salen a cenar al hermoso poblado de Los Olivos.  Esta es la famosa escena en la que Miles hace su más enfática y enérgica declaración y propósito de no tomar Merlot.  "If anybody orders Merlot, I'm leaving. I am NOT DRINKING ANY FUCKING MERLOT!"

Una vez en el restaurante, Miles pregunta a Maya sobre el vino servido en su copa.  Se trata del Sauvignon Blanc de Fiddlehead Cellars.  Este vino de sorprendente estilo completo y exhuberante de Sauvignon Blanc, calma por completo al previamente exaltado Miles, y enciende decididamente su interés por Maya.  El vino es una especie de Fumé Blanc, dado que Maya destaca su añejamiento de 12 meses en roble francés.  De ahí su sorprendente exhuberancia y riqueza.  Este vino proviene del Valle de Santa Ynez; es diseñado muy al estilo del Valle de Loira, pero con elegancia e intelectualidad añadida por su contacto con madera, lo cual imparte además, textura sedosa.  

Durante la cena los vinos vienen llegando uno detrás de otro.  Primero el Whitcraft 2001 Pinot Noir, de Santa Maria Valley.  Este es un vino dificil de conseguir, en cualquier añada.  Luego el Sea Smoke 2001 Botella Pinot Noir.  Este es otro vino sorprendentemente raro y dificil de encontrar, y un poco más elevado en precio.  La siguiente botella es Kistler Pinot Noir de Sonoma Coast (añada no visible).  Esta es la única botella de Pinot Noir californiano en la escena que no es producido en Santa Barbara.  La cosa se pone muy interesante con la siguiente botella.  Se trara de un 1er Cru de Pommard, Grand Vin de Bourgogne, denominado Les Charmots, del negociant Dominique Laurent.  Estos vinos transportan el caracter irresistible y fínamente ordenado del varietal Pinot Noir como es concebido de manera ideal en su lugar de origen, Borgoña

Ahora viene una parte muy interesante y divertida en la película.  Sucede cuando los cuatro van a la casa de Stephanie a "tomar el postre".  Lo interesante y divertido de esta etapa de la película sucede cuando las dos parejas se separan, y en la cocina, Maya revisa la cava personal de Stephanie, y la invitada le grita a la dueña: "Hey Steph! Can we really open anything we want?"  La anfitriona responde desde la otra habitación: "Yeah, yeah! Anything!" - "...Except the Richebourg".  Miles pregunta con incredulidad "Richebourg? She has a Richebourg?"  Maya saca la botella y con gran brillo en sus ojos y una emocionada sonrisa le muestra la hermosa botella del gran Burgundy a su amigo Miles. 

Richebourg es un viñedo "Grand Cru", y además es por sí solo una "Appellation d'Origine Controlée" (AOC) en la sub-región de "Côtes de Nuits" de Borgoña.  Obtuvo su estatus de AOC en 1936.  Comprende tan solo 7.4 hectáreas que producen un poco más de 26,000 botellas al año.  Estos vinos muestran una cara diferente de los vinos de esta región (Borgoña); una más opulenta y robusta que fina y delicada, pero manteniendo su orden e impecable armonía, y bella concentración.  Una botella de estos vinos suele costar entre $500 y $2,500, y aveces más.

Sin embargo Miles y Maya continúan su velada con una botella de Andrew Murray Estate Syrah, de añada no visible.  Este cambio de cepa produce un estado de serenidad muy interesante en el atribulado protagonista Miles, y genera un diálogo entre él y Maya que resulta en la mejor escena en toda la película, desde el punto de vista de cualquier amante del vino.  En este diálogo, Miles revela a Maya que la estrella de su colección personal es una botella de 1961 Château Cheval Blanc.  Siguiendo en la hermosa conversación, Maya revela que su afición por los vinos comenzó unos 7 años antes, y fue una botella de 1988 Sassicaia la que despertó este amor en ella.  Luego es la interlocución entre ambos sobre la admiración por Pinot Noir y sus misteriosas y comprobables circunstancias.  Y luego la descripción de Maya sobre todos los elementos que se involucran en la elaboración, la vida y la existencia del vino.  Es esto lo que compone la mejor escena de toda la película, desde el punto de vista suyo y mío.

Eventualmente viene una escena en la que Miles se encuentra solo, acostado en la cama, leyendo una revista.  En la mesita de noche se ve la botella del vino que está tomando.  Es una botella de Lucas & Lewellen; también productores de viñedos ubicados en Los Alamos (San Antonio Creek Valley), y Santa Ynez Valley, aunque en el caso de esta botella no se observa ni la añada ni el varietal del vino.

Luego Miles regresa solo al Hitching Post y ordena una botella del vino de la casa, en su etiqueta de nombre Highliner.  Highliner es el "Top Pinot Noir Cuvee" de Harley y Ostini.  Es un vino muy completo, cuidadosamente diseñado y manipulado por los enólogos, y que goza de balance y complejidad, gracia y elegancia, y franca expresividad.

En el transcurrir de la historia, Miles y Jack pasan la tarde juntos y visitan Frass Canyon Vineyard.  Estas escenas en realidad fueron filmadas en Fess Parker Winery

Finalmente cuando toda la trama se ha desenvuelto y Miles termina solo y hundido en la depresión como un saco de rocas en el fondo del mar, el protagonista termina en un restaurante de hamburguesas tomándose su 1961 Château Cheval Blanc en un vaso de foam.  Pienso que esa fue su manera de enterrar finalmente la memoria de su ex-esposa.

Château Cheval Blanc (el castillo del caballo blanco) es un vino que proviene de la región francesa de Bordeaux; específicamente de Saint-Émilion.  Este vino es uno de los únicos dos en recibir el estatus más alto en la Clasificación de 1955, de Premier Grand Cru Classé (A), de Saint-Émilion (Château Ausone es el otro).  Típicamente, este vino está compuesto 57% de Cabernet Franc, 39% Merlot, 3% Cabernet Sauvignon, y 1% de Malbec. 

Evidentemente, la botella atesorada de Miles es un valioso recuerdo de sus mejores días con quien fue su esposa, Victoria.  Tras sus severas depresiones y bajones sentimentales es que Miles decide despreciar durante su vida a esos dos varietales: Merlot y Cabernet Franc.  Esta es la historia de los vinos de Sideways.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...